Sucesos España

Venían a pagarnos las pensiones: dos africanos se pelean con hachas por un teléfono móvil

inmigrantes africanos

Agentes de la Policía Local de Jaén han detenido a dos personas que, en una pelea callejera, se atacaron mutuamente con un hacha, produciéndose heridas de cierta consideración. Según informa en un comunicado el Ayuntamiento de Jaén, los hechos se produjeron sobre las 13.00 horas del domingo, en la carretera de la Guardia, en las inmediaciones de las instalaciones deportivas la Salobreja.

Hasta el lugar llegó una patrulla de la Policía Local y seguidamente otra de la Policía Nacional, al recibirse en los centros operativos varias alertas telefónicas realizadas por ciudadanos por una pelea que se estaba produciendo entre dos hombres.

Agentes de la Policía Local procedieron a la identificación y detención de dos inmigrantes subsaharianos, K. S. de 33 años y nacionalidad gambiana, y N.K., de 28 años y nacionalidad senegalesa, ambos con permiso de residencia en España aunque sin domicilio conocido al encontrarse como transeúntes en la capital.

La pelea se originó por una discusión, al parecer, sobre la pertenencia de un teléfono móvil que ambos individuos utilizaban, profiriéndose insultos y amenazas hasta llegar a la agresión física y utilización de un hacha, que se arrebataron entre sí para atacarse mutuamente.

Los detenidos fueron conducidos en coches patrulla a distintos centros hospitalarios de la capital, donde recibieron asistencia médica por las lesiones recibidas, erosiones, contusiones y varias heridas abiertas sangrantes, uno de ellos en pecho y antebrazo y el otro en espalda y manos, lesiones todas de pronóstico menos grave que no precisaron hospitalización.

Otro caso aislado que no saldrá por televisión. Venían a pagarnos las pensiones y a enriquecernos con su cultura... pero algo falló.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.