Última actualizaciónJue, 09 Jul 2020 12pm

Sucesos España

Detenida una rumana con 101 antecedentes especializada en ancianos

rumano

Una joven de 23 años y nacionalidad rumana ha sido detenida en Calpe (Alicante) acusada de haber sustraído más de 50.000 euros por el método conocido como «el abrazo cariñoso», según un comunicado de la Guardia Civil. Los robos que se le atribuyen, con violencia cuando no funcionaba el abrazo cariñoso, fueron perpetrados desde Castellón a Alicante y en Mallorca. Los ancianos y sus relojes de alta gama eran sus objetivos preferidos.

Esta artimaña consiste en que una joven se acerca a un transeúnte, generalmente una persona de edad avanzada, con la excusa de preguntarle algo y, tras realizarle gestos cariñosos, besos y abrazos, aprovecha para quitarle los objetos de valor que lleve en su poder, como relojes, pulseras o cadenas de oro.

La arrestada en Calpe contaba con «un largo historial delictivo» por estar presuntamente relacionada con más de cincuenta hurtos y robos cometidos por ese procedimiento, señala la nota de prensa.

Su captura se produjo después de que abordara a un alemán de 86 años en la puerta de su casa, en la localidad alicantina de Els Poblets, junto a Dénia, a quien cogió de la mano y comenzó a besarle. Además de los besos, el hombre notó que el reloj que tenía en su muñeca empezaba a soltarse.

Nada más darse cuenta de eso, trató de evitar que le sustrajera su reloj de 5.000 euros, pero la joven no paró hasta que se lo llevó, «no sin antes causarle varias lesiones en el brazo», relata la nota de prensa.

Al tener conocimiento de ese robo en una población cercana, la Guardia Civil de Calpe desplegó un dispositivo tanto para localizar a la presunta autora como para prevenir este tipo de actos delictivos en este municipio costero.

A la altura de la avenida de los Ejércitos Españoles, los agentes vieron a una persona que coincidía plenamente con la descripción de la mujer de Els Poblets y procedieron a su detención.

Tras su arresto, la Guardia Civil averiguó que estaba supuestamente implicada en un hurto perpetrado en una vivienda en Callosa d'En Sarrià (Alicante), donde, de nuevo, tras ganarse la confianza del dueño con caricias y abrazos, le sustrajo presuntamente varias joyas en un descuido.

Pero la lista de asuntos pendientes no se quedaba solo en la provincia alicantina. En la localidad de Artà (Mallorca) también había cometido, presuntamente, el hurto de un reloj valorado en 24.000 euros con la misma «técnica».

«Es más, se había creado otra identidad diferente con la que estaba siendo buscada por un Juzgado de Vinaroz (Castellón) como presunta autora de un robo con violencia a un anciano de un reloj de 10.000 euros» indica la nota de prensa.

La detenida ha quedado en libertad con cargos tras ser puesta a disposición judicial acusadas de dos presuntos delitos de hurto y otros dos robos con violencia, según la Guardia Civil.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.