Los dueños de un pub de Madrid secuestran a sus clientes durante 6 horas

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La Policía Municipal detuvo a los dos responsables de un local de la calle de la Cruz de Madrid el pasado domingo de madrugada acusados de encerrar durante más de seis horas a 36 clientes en el recinto. Los dos arrestados están imputados por un delito de detención ilegal. Además, los apresados requisaron los teléfonos a los clientes para evitar que pudieran pedir ayuda.

Según la versión policial, los dueños del local vieron como los agentes estaban haciendo una inspección de los locales de la calle de la Cruz pasadas las 00.00 horas. Para evitar la multa optaron por bajar los cierres y echar las llaves por dentro. Lo peor fue que pidieron a los clientes que les dieran los móviles ya que así no podían pedir auxilio.

Sobre las 01.30 horas del pasado domingo una llamada al 092 alertaba que en un local de la calle de la Cruz había personas en su interior realizando una fiesta. Un patrulla del distrito Centro se acercó al lugar comprobando que, efectivamente, había un local con las puertas cerradas con llave y del que desde su interior se escuchaba música y a personas.

Los agentes, tras varios intentos infructuosos para que abriesen desde el interior, decidieron activar un dispositivo especial junto a la Unidad de Apoyo a la Seguridad para valorar la situación y analizar los hechos. A las 06.15 horas, y tras casi cinco horas de espera, se abrió la puerta del local saliendo gente del mismo apresuradamente, intentando escapar y agrediendo a varios agentes allí desplegados. Fue entonces cuando estos lograban entrar al local y evitar la huida de alguna de estas personas, procediendo a detener a un individuo por atentado a agente de la autoridad.

Una vez en el interior se comprobó que había un total de 36 personas y, según manifestaciones de algunas de ellas, sin poder salir del local a pesar de su voluntad de querer hacerlo, por lo que se procedió a detener a dos individuos por un delito de detención ilegal.

Además, en el interior del local se observó que estas personas estaban en su mayoría sin utilizar mascarillas, sin guardar la distancia de seguridad, incumpliendo la normativa en cuanto a distancia social y demás exigencias higiénico-sanitarias, siendo denunciadas cada una de ellas por estos motivos.

En el local se incautaron varias bolsas de sustancia estupefaciente rosa (Tucibi), de sustancia estupefaciente blanca (MMDA), y 3.200 euros que portaba una de las personas. También se descubrieron restos de cigarrillos y tabaco en cachimbas, llegando a denunciar a la encargada por fumar delante de los agentes actuantes.

El local no presentó licencia de actividad ni de funcionamiento, así como el seguro obligatorio de responsabilidad civil, negándose en todo momento a colaborar los responsables del mismo a pesar de que las personas que se encontraban en el interior corrían gran peligro, ya que las puertas se encontraban cerradas con llave y sin posibilidad de escapatoria en caso de emergencia.

Algo parecido ocurrió también el pasado sábado de madrugada en otro local de la calle de Francisco Silvela aunque en esta ocasión se encerraron a seis clientes.

▶️ VÍDEO. Desalojada en Madrid una sauna con 100 gais sin mascarilla y con más droga que el cartel de Medellín


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.