Última actualizaciónJue, 06 Ago 2020 10pm

Sucesos España

Denunciado por violar a su novia: no le dijo que sí ni que no

noesno

Un hombre de 37 años ha ingresado a prisión como presunto responsable de agredir sexualmente a su pareja en casa de unos amigos en Barbastro (Huesca) y haber grabado los hechos en un vídeo para difundirlo en un grupo de WhatsApp de amigos.

Los hechos pasaron, presuntamente, el viernes por la noche en el comedor del piso, donde vivía la pareja durante estas semanas de confinamiento y el acusado, buscaba trabajo. El hombre, según El Periódico de Aragón, había salido hacía poco tiempo de la prisión después de haber cumplido condena por tráfico de drogas.

La Manada de Callosa: 4 ecuatorianos violan a una chica española

Según han informado fuentes judiciales, al presunto agresor, aunque su pareja le había manifestado que no deseaba mantener relaciones sexuales aquella noche porque estaba cansada, consiguió finalmente su propósito pasadas unas horas y grabó además el acto sexual.

La grabación, señalan las fuentes citadas, no muestra que la mujer se encontrara en estado de somnolencia ni que ejerciera resistencia, aunque el juez instructor apreció una presunta agresión sexual dado que había expresado claramente al detenido su negativa a la relación.

Un marroquí, llega en patera y viola a la primera educadora social que se encuentra

la mujer no digo que sí... ni que no

Han añadido, además, que la mujer estaba callada para evitar una reacción violenta por parte de su pareja a causa del estado de excitación en el cual se encontraba, aunque se han referido a la existencia de una "frontera muy fina" en el ámbito de la pareja a la hora de determinar la voluntariedad o no en unas relaciones sexuales.

En su declaración delante de el juez instructor de Barbastro, el sospechoso aseguró que este día había consumido alcohol y drogas y no recordaba nada del denunciado por su pareja.

'La Manada de Azuqueca': una niña, violada anal y vaginalmente por 5 marroquíes y un nigeriano

El magistrado, después de escuchar su testimonio y valorar el resto de pruebas aportadas, entre ellas el vídeo difundido a sus amigos, ordenó, de acuerdo con la petición de la fiscalía, el ingreso a prisión provisional del detenido por presuntos delitos de agresión sexual, maltrato y vejaciones.

La petición del letrado de la defensa, que reclamó como medida alternativa la colocación al acusado de una pulsera que permitiera su localización permanente, fue desestimada.

EXCLUSIVA. El 86% de todos los detenidos por violencia de género NO son españoles


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.