Cuatro menores, de una etnia que no podemos decir, dan una paliza a un anciano y lo atan a un árbol

guadahortuna

Cuatro jóvenes, tres de ellos menores, han sido detenidos en la localidad granadina de Guadahortuna por su presunta implicación en el robo a un anciano al que ataron, metieron la cabeza en un saco y pegaron para sustraerle el vehículo que era de su propiedad.

Según ha informado la Guardia Civil, dos de los menores fueron detenidos este miércoles, por la mañana y una vez prestaron declaración judicial han sido puestos en libertad bajo la custodia de sus madres.

Para la detención de los otros dos jóvenes, el Instituto Armado desplegó un dispositivo de búsqueda en la localidad de Guardahortuna, que permitió su localización en una calle, aunque se dieron a la fuga campo a través, solo pudiendo ser detenido el presunto cabecilla, un joven de 18 años.

Este joven además estaba reclamado dos veces por el Juzgado de Menores de Granada, una de ellas por haberse fugado de un coche policial cuando era conducido a un centro de menores.

Los agentes continúan en la búsqueda del quinto implicado, según la Guardia Civil, que precisa que los hechos ocurrieron el 13 de abril después de que los chicos se saltaron la valla perimetral de una finca situada en el paraje Aranceles de Guadahortuna, en la comarca de Los Montes.

[Un hombre de una etnia que no podemos decir, dispara a su primo con una escopeta robada, porque le debía 10 euricos]

En el interior de una caseta de aperos se encontraba el propietario en ese momento, tras lo que lo abordaron, lo ataron, le cubrieron la cabeza con una camiseta y con un saco y le dieron golpes y patadas por todo el cuerpo y le dieron golpes y patadas por todo el cuerpo.

Con posterioridad le sustrajeron el reloj, la cartera, un teléfono móvil y las llaves de su coche; lo dejaron atado y, finalmente, abandonaron el lugar en el vehículo de la víctima.

El agredido se arrastró fuera de la caseta y allí pidió auxilio, hasta que unos vecinos que lo vieron acudieron en su ayuda y alertaron a la Guardia Civil.

Este martes, día 16, centenares de vecinos salieron a la calle con una pancarta en la que se podía leer "basta ya, queremos vivir seguros" tras la paliza que sufrió el hombre que estaba en su finca a manos de varios menores y que ha generado una importante alarma social en el municipio.

[Prohíben a Mediterráneo Digital decir la 'etnia' de los delincuentes cuando son gitanos]


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.