ecuatoriano emergencias madrid

Después, todavía alguien se extraña porque los partidos alternativos suben como la espuma. 

Agentes de Policía Nacional detuvieron este domingo a tres mujeres y un varón, todos de nacionalidad ecuatoriana, tras dar una paliza de muerte a un hombre de 54 años. El presunto homicida, de 33 años, y con antecedentes por lesiones y atentado agentes de la autoridad, fue localizado y arrestado en una vivienda cercana después de que huyera del lugar de los hechos. Todo ocurrió en el Paseo de las Delicias de Madrid, sobre las 20 horas.

Los hechos se produjeron la tarde del domingo en el distrito de Arganzuela. Todo comenzó después de las ocho de la tarde dentro una cafetería-pastelería situada en el número 14 del Paseo de las Delicias. Ahí, los dos hombres, que al parecer no se conocían de nada, se enzarzaron en una disputa, según precisaron fuentes policiales, así como testigos presenciales. La víctima, un hombre corpulento, salió del establecimiento tal vez con la intención de dar por zanjado el asunto. Sin embargo, el otro sujeto, de constitución delgada y de escasa estatura, salió detrás de él. Quizá no estaba dispuesto a dejar las cosas así.

No se sabe con exactitud si le sorprendió por la espalda –algunos de los vecinos decían que así fue– o qué pasó, lo cierto es que acabó pegándole repetidas veces. Mientras sus acompañantes (las tres féminas) sujetaban a la víctima y le daban patadas, el presunto homicida le golpeaba en la cabeza con diversos objetos contundentes. Uno de ellos fue la silla de la terraza de un bar y el cartel de los menús del mismo establecimiento, situado en el número 16. «Fue tremendo. Lo rompió por una esquina», indicó el encargado de un comercio.

La víctima, de la que algunos decían que era vigilante de seguridad, acabó desplomándose en la esquina, a la altura del número 22, herida de muerte. «Igual se dio contra el bordillo», decía otro. Mientras tanto, el presunto homicida corría a refugiarse en su vivienda, situada muy cerca de donde se produjeron los hechos y ellas desaparecían.

Varios policías nacionales y un médico estuvieron realizando los primeros auxilios al lesionado hasta que llegó el Samur, que instaló un hospital de campaña. Sufría un fortísimo traumatismo craneoencefálico y estaba en parada cardiorrespiratoria. Los sanitarios lograron revertirla y lo trasladaron muy grave al hospital, donde falleció. El Samur atendió también a dos mujeres: una con un traumatismo craneoencefálico y un golpe de carácter leve, que fue evacuada al mismo centro sanitario que el fallecido. La otra sufría contusiones leves.

Echaron la puerta abajo

Entretanto, el presunto autor de los golpes mortales se negaba a abrir la puerta a los policías que acudieron a detenerle. Tuvieron que reventarla. En el domicilio, los agentes hallaron varios palos, entre otros objetos contundentes. Tiene antecedentes por lesiones y atentado a agentes de la autoridad. Después, fueron arrestadas las demás. La mayor de la mujeres, de 35 años, también tiene reseñas, no así las otras: de 31 y 33.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.