4 marroquíes insultan y agreden a una española por dar el pecho a su bebé en León

dar el pecho

4 marroquíes prohíben dar el pecho a una madre española a su bebé en León. Tal cual.

Según la información a la que ha tenido acceso directo MEDITERRÁNEO DIGITAL, y publica en sus páginas el “Digital de León”, el pasado día 15 de enero, una mujer de unos 40 años se encontraba amamantando a su bebé, junto a su marido, sentados en un banco de una transitada y céntrica calle de León.

Una imagen natural y habitual en Europa y en todos los países que gocen de libertad. No es el caso de los lugares con arraigada cultura islámica donde el gesto de dar el pecho un bebé en público está muy mal visto e incluso prohibido. Hasta ahí todo normal.

El problema ocurre cuando tratan de imponer en España (país que les ha acogido y los ha llenado de prebendas) sus costumbres machistas y nefastas (no vemos a las feminazis manifestándose ni quemando calles). Como ellos en su casa no pueden hacerlo, consideran que en la nuestro también tienen derecho a impedirlo. Así lo hicieron 4 inmigrantes de origen magrebí, dos hombres y dos mujeres, cuando se acercaron a esta madre y empezaron a hablarle en árabe en tono muy amenazante.

El padre de la criatura comenta que al estar con su mujer y el bebé, se limitó a mantener la calma y a esperar que no les hicieran daño, refiere que estaban aterrorizados. Sí, en España. Aterrorizados por unos árabes.

En ese momento varias personas que pasaban por la calle se detuvieron dando la razón a la madre que alimentaba a su bebé, e incluso se detuvo en el lugar una patrulla de la Policía Local. Los moros, al ver a los agentes se marcharon del lugar (este tipo de energúmenos como siempre, cobardes).

La pareja ha pedido discreción absoluta sobre sus datos personales ya que temen posibles represalias.

Los vecinos del lugar y la persona que relató lo sucedido al periódico local refieren que no es la primera vez que suceden situaciones similares. Por desgracia, nos lo creemos.

Las reacciones en las redes no se hicieron esperar. Los siempre fanáticos de la izquierda, no dudaron ni un momento en decir que la publicación era un bulo. Otra ‘fake news’. Como ya estamos acostumbrados con los periodistas progres, si algo no les gusta, es mentira. Así funcionan.

Afortunadamente mucha gente se volcó en demostrar que la noticia era cierta, aportando incluso nombres y apellidos de los implicados. Una vez más, la izquierda no ha podido impedir que la verdad salga a la luz, la censura que tanto les gusta, para que todos sepamos en que se está convirtiendo nuestro país. Como los miles de casos aislados o las manadas de inmigrantes. Con medios como MEDITERRÁNEO DIGTIAL hace mucho tiempo que se les acabó el chollo.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.