Un preso de una etnia que no podemos decir muerde y le arranca un dedo a un funcionario

Hace tiempo que vienen denunciando agresiones continuas en los centros penitenciarios a funcionarios y la última, una de las más graves, ha provocado un encierro de delegados sindicales en la sede del Departament de Justícia de la Generalitat. Este martes, un preso en aislamiento en la cárcel de Quatre Camins agredió a tres funcionarios y mordió a uno arrancándole parte del dedo gordo de la mano izquierda en el dedo arrancándole la falange pese a que iba con guantes.

El ataque se produjo cuando los funcionarios cambiaban al preso a otra celda del Departament Especial de Règim Tancat (DERT). Ante la agresión, dos trabajadores pidieron ayuda a más funcionarios para reducirlo pero uno de ellos sufrió el mordisco que le dejó sin parte de arriba del dedo. Otros dos trabajadores sufrieron lesiones leves. El funcionario que perdió el dedo fue atendido por los servicios médicos de la cárcel y después por la mutua profesional, aunque los sindicatos denuncian que tuvo que llevarlo un compañero en su coche.

El interno, que cumplía una condena de dos años, nunca había agredido a funcionarios aunque estaba en aislamiento por dejar sin parte de la oreja a otro preso en octubre. Según CSIF, el agresor acumula en dos semanas "una serie de partes por amenazas a funcionarias, escupitajos e insultos machistas hacia ellas pero los Servicios Penitenciarios no han hecho nada al respecto, ningún protocolo ni seguimiento".

El Departament de Justicia denunciará el ataque y abrirá una investigación interna. Además, se revisarán los protocolos de contención en las prisiones catalanas tras constatar que la circular que han aumentado las autolesiones de los internos, las peleas entre presos y las agresiones de internos a funcionarios. La consellera, Lourdes Ciuró, se ha comprometido a trasladarles los sindicatos la próxima semana la propuesta de nuevo protocolo, que debería entrar en vigor el 1 de enero. También les propondrá varias mejoras como considerarlos agentes de la autoridad y convocar a más plazas de funcionario.

Tras la agresión de este martes delegados sindicales de UGT y CCOO se han encerrado en el Departament y han tenido una reunión con la consellera y otros altos cargos de Servicios Penitenciarios. UGT recuerda que en las últimas semanas funcionarios han sufrido 4 agresiones "gravísimas" en las cárceles de Ponent, Brians 2 y Quatre Camins, en concreto la de este martes, que son "la punta de un iceberg que esconde una realidad penitenciaria que pone en riesgo permanente la vida de los profesionales mientras la administración mira hacia otro lado y quita importancia".

El sindicato CSIF aseguró que la agresión de este martes se habría podido evitar "si los responsables del centro hubieran tomado las medidas de seguridad oportunas para frenar las continuas muestras de violencia de este interno y otros". Además afean a los responsables de Quatre Camins ser "capaces de establecer unas directrices claras para salvaguardar la integridad de los funcionarios de los cuales son responsables. Todo en este centro es para y por los derechos de los internos. Los funcionarios, su seguridad, su salud y sus derechos están de más. Lo ocurrido hoy es un sin razón, es el fruto de la incompetencia manifiesta de un grupo de personas que han perdido el norte, el talante y la capacidad de dirigir un centro penitenciario".

También el sindicato ACAIP señaló que el interno en régimen cerrado A. M., cuando lo trasladaban de celda "para ubicarlo en una con mejores condiciones", se "abalanzó sobre los trabajadores propinándoles golpes, puñetazos y patadas, lo cual provocó que todos rodaran por el suelo. El interno aprovechó el momento para morder a uno de nuestros compañeros. Tal fue la brutalidad del mordisco que a pesar de llevar puestos los guantes de intervención, le seccionó parte de la falange del pulgar izquierdo".

Consideran que esta agresión es consecuencia de la circular de Justícia sobre la contención de internos agresivos, que la consellera se ha comprometido a derogar. ACAIP cree que los funcionarios se han quedado "sin herramientas para gestionar las conductas más inadaptadas y violentas" y recuerda que el preso "sigue aún en el CP Quatre Camins. Ahora mismo los compañeros que ayer vieron a este sujeto arrancar un trozo del pulgar tienen que atenderlo como si no hubiera sucedido nada", por eso han pedido su traslado urgente. También han convocado una marcha de protesta para el viernes en Brians 2.

Un marroquí muerde y arranca el dedo a un policía en Getafe... y el juez lo deja en libertad

• SÍGUENOS EN TELEGRAM

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.