Oferta de empleo: se busca asistenta que limpie descalza mientras el jefe se masturba

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Un hombre ha acosado sexualmente a una joven de 22 años que buscaba trabajo por Facebook. El Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias (ODIC) ha compartido la historia de esta chica que, tras contestar lo que parecía un anuncio de oferta de empleo para limpiar casas, se encontró con peticiones absolutamente deplorables: el empleador le pide que limpie descalza y después le pide si puede masturbarse mientras ella realiza la tarea.

Una mujer se ha ofrecido a limpiar una casa y ha recibido proposiciones sexuales muy desagradables. El ODIC se ha hecho eco de una conversación de Whatsapp, bajo la apariencia de un anuncio convencional, que acabó de una forma repugnante y peligrosa.

“Le ofrezco 20€ la hora si me puedo tocar mientras usted limpia descalza”

En la oferta, el supuesto empleador ofrece 8 euros por hora para limpiar una casa de tres habitaciones los martes y jueves durante tres horas. La mujer responde con un escueto “me parece bien”, aceptando el trato. Sin embargo, en seguida el hombre remarca la necesidad de “limpiar descalza”, alegando que de lo contrario podría perjudicar el suelo de parqué. Inmediatamente, la joven le responde que lo haría en “calcetines”, pero el hombre insiste, de nuevo: “el suelo es delicado”. Entonces, ella acepta con un simple “sí”, queriendo obviar el desencuentro de los pies.

La intriga no se extiende demasiado tiempo, y el hombre expone rápidamente sus intenciones: “le ofrezco 20€ la hora si me puedo tocar mientras usted limpia descalza”. A pesar de ser un depravado, le habla de usted. Todo un detalle de sus partes.

whatsapp acoso sexual

Ante esta situación, el ODIC advierte de la “necesidad de tomar medidas de precaución en las redes sociales a la hora de realizar una búsqueda de empleo, ya que bastantes personas, especialmente mujeres, se anuncian a través de diferentes plataformas buscando empleo urgentemente, lo que aprovechan algunos sujetos sin escrúpulos para hacerles proposiciones indecentes”, ofreciéndoles suplementos económicos a cambio.

El hombre ahora se ha metido en un buen lío. Este tipo de comportamientos se considera como acoso sexual y se encuentra tipificado en el Código Penal. Además, en un contexto en que intentamos sortear la segunda oleada de contagios con una tasa de desempleo devastadora, la sensibilidad es aún mayor. Y es que la desesperación económica puede hacer que muchos opten por aceptar cualquier tipo de trabajo. Esta vez, la oferta le saldrá cara.

Oferta de empleo: un pub de Aranjuez busca una camarera 'mínimo 95 de pecho'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.