Detenidos dos marroquíes por violar a una asistente social de un centro de menas

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Efectivos de la Guardia Civil han detenido en Zaragoza a dos jóvenes, de 19 y 20 años, implicados en la agresión sexual a una compañera de trabajo de una fundación de asistencia a menores no acompañados.

Según ha informado este miércoles el Instituto Armado, la presunta agresión sexual se produjo la madrugada del pasado 7 de octubre tras una cena en un establecimiento hostelero de la localidad zaragozana de Utebo, que reunió al supuesto autor de los hechos con la víctima y una compañera de ésta.

Después de cenar, sobre la 01.00 horas de la madrugada, el grupo abandonó el restaurante en un vehículo conducido por el detenido y dejaron a la compañera de la víctima en su domicilio.

El sospechoso paró en Zaragoza a recoger a un compañero de trabajo, que se sentó en el asiento trasero del vehículo y, tal como consta en la denuncia, empezó a pellizcar en el cuello a la víctima al reanudar el viaje, mientras el conductor introducía sus dedos en los órganos sexuales de la mujer.

Al llegar a Utebo, el joven que ocupaba la parte trasera salió del vehículo, momento en el que el sospechoso cometió la violación.

Un marroquí, llega en patera y viola a la primera educadora social que se encuentra

Tras la presunta agresión, sobre las 3.00 horas de la misma madrugada, la mujer consiguió zafarse de su atacante y se escondió en las proximidades de lugar, cerca de un establecimiento hostelero desde el que llamó a una amiga para solicitar ayuda, quien, a su vez, alertó a la Guardia Civil de los hechos.

La mujer fue trasladada a un centro hospitalario de la capital aragonesa para ser atendida. De la información recabada por los especialistas de la Policía Judicial tras la salida de la víctima del hospital y otras gestiones realizadas se pudieron reconstruir los hechos e identificar a los presuntos agresores.

Los dos jóvenes, de nacionalidad marroquí, fueron detenidos unas horas después por agentes del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil en el barrio zaragozano de Casetas, uno en calidad de presunto autor de los hechos y el otro como cómplice.

Ambos se habían trasladado a Zaragoza para apoyar al personal de la fundación en la que trabajan, con la intención de regresar unos días después a sus puestos en otras sedes de la organización en el país.

Los detenidos pasaron un día después a disposición judicial por su participación en la presunta agresión sexual, y después fueron puestos en libertad con cargos.

Un marroquí viola y corta un dedo a la educadora que le puso un piso social


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.