Un hombre decapita al inmigrante que violó a su mujer y juega a fútbol con su cabeza

¡Síguenos en Telegram!

Una historia de vendetta digna del guión de Hollywood de una película de terror.

Un joven de 25 años ha sido detenido y acusado de asesinar al hombre que violó a su mujer: lo decapitó y utilizó su cabeza como pelota para jugar a fútbol.

Ha ocurrido a finales de junio en la ciudad de Las Cruces, en el estado de Nuevo México, en Estados Unidos.

La policía detuvo a Joel Arciniega-Sáenz, de 25 años por la muerte de James García, un inmigrante de origen mexicano de 51 años, al que encontraron en plena calle muerto, mutilado y cosido a puñaladas.

En el interrogatorio, Joel explicó que el hombre asesinado, días atrás, lo había asaltado y agredido sexualmente a su esposa. Así pues, decidió tomarse la justicia por su mano tendiéndole una emboscada, atacándolo y asestándole varias puñaladas.

Lo decapita y juega a fútbol con su cabeza

Por si no fuera poco, imaginamos que una vez muerto, lo decapitó con una navaja y, por surrealista que parezca, se puso a jugar a fútbol con su cabeza por la calle. Según contó él mismo a los policías, lo chutó como si fuera una pelota contra 14 vehículos aparcados por la zona, hasta que metió gol.

Actualmente, Joel Arciniega-Sáenz está a la espera de pasar a disposición judicial por un presunto delito de asesinato. Se podría enfrentar a sanciones económicas muy elevadas y a durísimas penas de prisión. La investigación continúa abierta. Mientras tanto, el tal James García ya no violará a nadie más. A este le aplicaron directamente la justicia poética.

Un hombre mata al violador de su hija y le caen 40 años de cárcel

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.