Un marroquí desbocado muerde a dos policías en Zaragoza y les contagia la rabia

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Nueva agresión a policías en Zaragoza. Dos agentes del Cuerpo Nacional han resultado heridos este martes por un delincuente que reaccionó de manera extremadamente violenta en el momento en que se disponían a detenerlo. Hasta el punto de que los funcionarios rodaron dos pisos abajo por las escaleras de un edificio y uno tuvo que ser asistido también de fuertes mordeduras.

Los agentes, miembros de la unidad de motoristas ‘Centellas’ de la Jefatura Superior de Aragón, patrullaban por el entorno de la calle de Cerezo cuando les pareció identificar a un peligroso delincuente al que se buscaba desde el 14 de octubre por utilizar una pistola detonadora en el Arrabal durante una discusión con su casera. Los policías le dieron el alto, pero el joven, de 27 años, nacionalidad marroquí e identificado como Abdelkarim A. M., hizo caso omiso y trató de huir a la carrera.

Los policías no perdieron de vista en ningún momento al fugitivo, que decidió ocultarse metiéndose en un edificio que encontró abierto. En concreto, en el número 62 de la citada calle de Mariano Cerezo. Una vez dentro, el fugado subió las escaleras y se agazapó en el rellano de la última planta. Los agentes dejaron sus motos y salieron tras él. En cuanto vio que iban a alcanzarlo, Abdelkarim A. M. se abalanzó sobre ellos de manera «repentina, inesperada e inopinada» y los empujó escaleras abajo mientras les decía a gritos: «Vosotros no me vais a detener».

Como consecuencia del ataque los funcionarios rodaron dos pisos sin que pudieran controlar el estado de ira del sospechoso, que no dejaba de agredirles. Finalmente, los agentes lograron reducir a su atacante en uno de los rellanos, pero no fue hasta que llegó otra patrulla cuando entre los cuatro consiguieron engrilletarlo. De hecho, antes de poder hacerlo, el delincuente llegó a romper un juego de grilletes y el intercomunicador de uno de los funcionarios.

Tras pasar por el Hospital Nuestra Señora de Gracia, donde los miembros de los ‘Centellas’ fueron asistidos de mordeduras en la mano izquierda, lesiones cervicales y contusiones, ambos comparecieron en comisaría para dar cuenta de lo ocurrido. Los policías destacaron en su informe la gran agresividad y violencia con la que se empleó en todo momento el detenido, que los amenazó de muerte en varias ocasiones con expresiones como: «Os voy a matar, ahora lo vais a ver, 3, 2, 1...» Al tiempo que decía esto, Abdelkarim M. M. quiso coger la pistola de uno de los agentes. Sin embargo, la pericia de este le permitió abortar el intento.

Una vez reducido e inmovilizado, el arrestado fue cacheado y en su poder encontraron 420 euros, tres pastillas de diazepan y un cartucho detonante de 9 milímetros percutido. Este último puede ser el que disparó el pasado jueves durante el altercado con su casera en la plaza de El Burgo de Ebro de Zaragoza. Al registrar después su vivienda, la Policía halló un kilo de marihuana.

El sindicato Jupol, al que pertenecen los dos lesionados, condenó ayer esta nueva agresión y anunció su intención de personarse en la causa judicial como acusación particular a través del abogado Marco Antonio Navarro.

Según los datos proporcionados por la Secretaría de Estado de Seguridad y recogidos por el sindicato, en 2020 los delitos contra la autoridad aumentaron en un 24% y alcanzaron las 8.254 denuncias. En el 2021, la cifra supera las 6.000 agresiones en los primeros nueve meses del año.

Un marroquí muerde y arranca un trozo de pierna al vigilante de seguridad que le pidió el billete del tren

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.