La Manada de Sabadell: condenados a 31 años de prisión 3 inmigrantes marroquíes por violar a una chica

♦ ¡Síguenos en Telegram!

Después de asistir a una fiesta de aniversario, la chica, que entonces tenía 18 años, se fue de copas con amigos por Sabadell (Barcelona). En uno de los locales se tropezó con un grupo de inmigrantes magrebíes, que comenzaron a molestarla. No podía esperarse que esa madrugada del 3 de febrero de 2019 acabaría siendo violada por turnos por tres individuos en un local okupado de la ciudad. Aquella salvajada ha tenido ahora una contundente respuesta judicial: la Audiencia de Barcelona ha condenado a un joven responsable directo de una de las agresiones a 31 años de cárcel. Y a otros dos acusados a 13 años y medio de prisión ya que, aunque no participaron en la violación, no hicieron nada por evitarla y alimentaron el «clima de temor» para que se consumara.

La investigación acreditó que fueron tres los hombres que aquella noche violaron a la víctima; sin embargo, solo uno acabó sentándose en el banquillo. El segundo se dio a la fuga antes de que las pruebas de ADN confirmasen que participó en la agresión sexual. Y está acreditado que hubo un tercer participante, pues los investigadores hallaron perfil genético de una tercer persona, pero no ha podido averiguarse, de momento, a quien corresponde. Por consiguiente, en el banquillo se sentó solo uno de los tres violadores, además de tres cómplices, dos de los cuales han sido condenados. El tercero ha sido absuelto al no probarse que estuviera en el local.

Dos son las claves por las que el tribunal, compuesto por dos magistrados y una magistrada, ha impuesto una condena sensiblemente superior a la de otros casos de violaciones en grupo. La ‘manada’ de los San Fermines, por ejemplo, fue condenada –en sentencia firme del Supremo– a 15 años de prisión. En otra causa, la múltiple violación en Manresa a una menor, también con condena firme, la pena impuesta osciló entre diez y 12 años.

¿Por qué la condena al violador juzgado de la ‘manada’ de Sabadell alcanza los 31 años de cárcel? Los magistrados consideran que M.A., nacido en Marruecos hace 27 años, además de ser autor de una de las agresiones sexuales, es responsable «en concepto de cooperador necesario» de los otras dos. Y es que el tribunal cree que este joven participó en ellas «de forma activa»: su presencia como copartícipe –recoge el auto– supuso «una mayor impunidad» y una «intensificación de la intimidación» a la víctima que aumenta «la gravedad de la situación».

Detenidos seis marroquíes en Sabadell por violar a una chica española

Un escenario de temor ambiental

La Audiencia ha condenado además a J.B., de 32 años, y a R.O., de 26 años, ambos también marroquíes, a 13 años y medio de prisión. El tribunal cree que, si bien no protagonizaron las violaciones, contribuyeron a «crear el clima intimidatorio» para que se cometieran. «Participaron en la creación de un escenario de temor ambiental en todo el local, como lo habría hecho una banda violenta». También les condena por las violaciones cometidas por los otros dos individuos que no han podido ser enjuiciados. Sin embargo, el tribunal dice que sus casos son distintos y por eso la pena es menor: mientras M.A. accedió a la habitación donde los otros había violado a la víctima –y él consumó su agresión–, los otros dos acusados no entraron en el cuarto ni tampoco agredieron materialmente a la joven. Por eso les considera cómplices y no coautores.

Para condenar a estos tres individuos, el tribunal ha concedido total credibilidad al testimonio de la víctima en el juicio, en un interrogatorio por el que el fiscal fue criticado en algunos ámbitos por su insistencia en determinados detalles y su supuesta falta de empatía. Ya en el inicio de la investigación, la joven había detallado haber sido violada por tres hombres; luego, los forenses confirmaron que había espermatozoides de tres personas distintas.

La consistencia de la versión de la joven se trasladó luego a la sala de juicios. Explicó que había suplicado a los agresores, llorando y temblando, que la dejasen irse de local, que no le hicieran daño. No pudo ni retener la orina. Lejos de acceder a sus peticiones, estos individuos, por turnos, la violaron vaginalmente y analmente y le obligaron a practicarles felaciones. Al salir del local, sobre la siete de la mañana, la joven se encontró con una pareja que sacaba el coche del garaje para llevar a su hija a una competición. «Estaba en shock, destrozada», dijeron estos testigos en el juicio. La llevaron a un centro médico, que confirmó las agresiones y la coherencia de sus explicaciones. Bien diferentes, según el auto, a las «contradictorias» versiones exculpatorias de los acusados.

Los tres condenados, que deben indemnizar a la joven con un total de 60.000 euros, estaban de forma irregular en España. No serán expulsados al menos hasta que alcancen un hipotético tercer grado durante su tiempo de condena.

EXCLUSIVA. El 86% de todos los detenidos por violencia de género NO son españoles

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.