Una mujer se hace pasar por 'hija ilegítima' del Rey Juan Carlos y estafa 4 millones de euros

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Mercedes de Lanas Chivite y Borbón en realidad es Ana María B. J., una mujer de 50 años que va en silla de ruedas, es discapacitada y que los últimos años ha llevado un tren de vida muy alto gracias a unas estafas inmobiliarias que le han permitido timar casi 4 millones de euros a varios centenares de incautos en toda España.

¿El modo de estafar a tantas personas? Fácil. Ana María se hacía pasar por hija -no reconocida, pero sí con una herencia, decía- de Juan Carlos I. Desde luego, con el curriculum entre las sábanas del rey emérito, colar, colaba. Con esta original excusa, se ha convertido en una de las estafadoras más prolíficas de nuestro país.

Se hacía pasar por hija de Juan Carlos I

Esta vez la Guardia Civil la acusa de dirigir una banda de estafadores por toda España que se dedicaban a concertar la venta de propiedades inmobiliarias por debajo del precio de mercado. Su apariencia y situación personal, en silla de ruedas, era una buena manera de generar confianza en sus víctimas.

Cuando los potenciales clientes hacían los primeros pagos, para no dejar perder la ganga que la banda supuestamente ofrecía, a precios muy por debajo de su valor de mercado, los estafadores desaparecían y nunca más daban señales de vida. Las denuncias recogidas por la Guardia Civil se han multiplicado por varios puntos de España

Documentación confidencial: el Rey Juan Carlos ha estado con 5.000 mujeres

Una estafadora con mucha historia

El historial estafador de Ana María viene de lejos. Según han explicado fuentes de la Benemérita, que la tiene controlada desde hace años, su singladura para quedarse dinero de manera ilícita arrancó el año 1997 cuando con su tío ideó una estrategia para engañar a ancianos jubilados. Toda una carrera de fondo... y eso que va en silla de ruedas.

Les pedían dinero en efectivo para hacer inversiones, que nunca se hacían realidad, en productos de bolsa aprovechando, decían, que su tío tenía información privilegiada. Después de ingresar en prisión por las estafas y quedar en libertad, volvió a las andadas. En el año 2000 fue detenida, y cuando volvió a salir a la calle, lo repitió.

Pese a ser detenida y juzgada, la mujer fue condenada sólo a 4 años de prisión y voló por debajo del radar hasta 2017. Ahí se reactiva su ficha policial que recorre Valladolid, Madrid, Gerona, Tudela, Almería, Logroño y Santa Coloma de Farnés

Y hasta ahora, detenida en esta operación liderada por la Guardia Civil. Ana María está acusada de varios delitos, llegado a blanquear más de un millón de euros de los más de 100 afectados que la han denunciado.

Desde el pasado mes de diciembre, cuando fue arrestada, está en prisión en Alicante, a la espera de juicio, y ya ha sido reclamada en decenas de juzgados de toda España, donde tiene causas pendientes. A este paso, también acaba 'exiliada' en el extranjero. De casta le viene al galgo. 

Al Rey Juan Carlos le sale un hijo catalán: 'Las pruebas de ADN lo confirman al 99%'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.