Una loca del coño muerde, tose y escupe a un enfermero en la cara: '¡Tengo coronavirus!'

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La pandemia está sacando lo peor de las personas que no ven los límites a la hora de actuar. En esta ocasión, ha ocurrido en Coín (Málaga), donde una mujer ha tosido y escupido en la cara de un enfermero tras asegurar que estaba enferma de coronavirus.

La individua acudió al centro de salud de la localidad malagueña donde, en esos momentos, los dos equipos de urgencias estaban ocupados atendiendo a otras personas. De esta forma, la usuaria comenzó a exigir que la atendieran de inmediato porque estaba enferma de la COVID-19.

Un paquistaní le pega un puñetazo a una doctora porque no quiere ser atendido por una mujer

Escupe, tose y agrede a un enfermero en la cara

Uno de los enfermeros del centro se acercó a ella para explicarle la situación y decirla que se pondría el equipo de protección individual para atenderla. Fue entonces cuando, según informa Europa Press, la mujer se quitó la mascarilla comenzó a toser en la cara del profesional sanitario.

Tras avisar el personal del centro a la Policía Local, la usuario sacó su teléfono móvil y empezó a grabar a los trabajadores de esas instalaciones. Al ser avisada de que esa acción no estaba permitida, fue un paso más allá y escupió al enfermero en la cara.

Además de toserle y escupirle, el sanitario explicó que la mujer comenzó a forcejearle y darle patadas en la pierna y que cuando consiguió librarse de ella, con la ayuda de sus compañeros, procedieron, junto a la Policía, a echarla del centro.

Pero esto no fue suficiente para la agresora que volvió al cabo de diez minutos amenazando y gritando a los profesionales del centro, lo que llevó a la Guardia Civil a acudir al ambulatorio, autoridad a la que fue denunciada.

Una turba de gitanos lincha al equipo médico del Hospital de Granada

El sanitario, muy afectado

Tanto la Dirección del Centro como la de Enfermería del Distrito se han interesado por el afectado que se encuentra recuperándose de las contusiones y muy preocupado por si la individua pudo contagiarle la COVID-19.

Frente a esta situación, el sindicato de enfermería Satse ha lamentado lo ocurrido y expone que, por desgracia, ”este tipo de comportamientos son más habituales cada vez, en concreto en la provincia de Málaga, donde solo en el primer semestre del año se han producido un total de 108 agresiones al personal sanitario".

Por desgracia, la nueva pandemia está sacando lo peor de muchas personas que no tienen escrúpulos y no saben el daño que pueden hacer a los afectados y a sus familias. Primero, ellos. Eso sí, después todos a salir al balcón a las 8 a aplaudir. Sociedad de enfermos.

Una mujer le da una patada en la cabeza a una camarera porque le pidió que se pusiera la mascarilla


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.