Vulnerabilidades por donde los hackers pueden espiar tu WhatsApp

Desde su nacimiento en 2009, WhatsApp se ha convertido en la plataforma de mensajería por excelencia. Actualmente es usada por más de 2.000 millones de personas alrededor del mundo. Su popularidad radica en que proporciona tanto mensajería como la posibilidad de realizar llamadas de forma totalmente gratuita, segura y fiable, siendo necesario únicamente conexión a internet. 

WhatsApp ha facilitado enormemente la comunicación entre las personas, que sin importar la distancia que los separe, pueden comunicarse de forma instantánea a tiempo real sin necesidad de gastar dinero, como pasaba antes de su lanzamiento. El nombre de WhatsApp es un juego de palabras propias de la frase en inglés "What's Up?", la cual se traduce como "¿Qué hay de nuevo?

¿Se puede espiar WhatsApp?

Hace varios años, sí era posible espiar WhatsApp online con el simple hecho de estar conectados a la misma red WiFi que el emisor o el receptor de los mensajes.  Este fallo de seguridad se debía a que antes los mensajes no se cifraban, método que actualmente sí se ha implementado para evitar esta invasión de la privacidad. 

A pesar de que el cifrado de mensajes ha reducido considerablemente los índices de espionaje de conversaciones, aún es posible que que nuestros dispositivos móviles sean espiados gracias a diversas aplicaciones web. 

Uso de aplicaciones espía

Los hackers suelen emplear softwares sofisticados para acceder a las conversaciones que tienen lugar en WhatsApp. Actualmente se pueden encontrar en el mercado varias aplicaciones, disponibles tanto para IOs como para Android, que al instalarlas registran todo lo que sucede en el dispositivo a espiar. Estas apps son casi indetectables, siendo muy difícil saber si están instaladas en nuestros móviles, siendo la disminución del rendimiento y el sobrecalentamiento de este las únicas señales indicativas. 

Algunas de estas apps espías son: 

1 .mSpy: Fiable y de las más usadas para control parental. Gracias a esta aplicación, es posible conocer todas las conversaciones de las diferentes redes sociales usadas, como Telegram, Instagram, Messenger y WhatsApp. También permite monitorizar el registro de llamadas, la ubicación GPS y el historial de navegación, entre otros datos. 

2. Spyzie: Este software de pago ofrece un espionaje completo del dispositivo móvil seleccionado. Permite monitorear varios dispositivos a la vez, y permanece totalmente indetectable. 

Historia de WhatsApp

Esta plataforma de mensajería instantánea fue fundada en el año 2009 por el ucraniano Jan Koum, el cual se había trasladado a Estados Unidos a principios de los años 90. Koum había trabajado anteriormente en Apple, Adobe y Yahoo!, desempeñando, en esta última, el cargo de director del equipo de operaciones. 

En una primera estancia, WhatsApp había sido ideada como una especie de agenda inteligente, en la cual era posible ver qué estaba haciendo cada persona con el objetivo de conocer su disponibilidad para hablar o si era mejor postergar para luego la comunicación mediante SMS. Inicialmente solo estuvo disponible para BlackBerry y iPhone, pero un año después, en 2010, usuarios de Android también pudieron disfrutar de esta aplicación. 

En 2014 fue comprada por el creador de Facebook, Mark Zuckerberg por un importe de 19.000 millones de dólares. El objetivo de Zuckerberg con esta compra era aumentar considerablemente el número de usuarios registrados en Facebook, plataforma que había comenzado a perder adeptos gracias a la expansión de otras como Twitter o Instagram.  

Autor: Andrés Lorenzo