El secreto para una conexión a Internet sin censura, más rápida y anónima

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Posiblemente estés familiarizado con las VPN, y sino, siempre habrás podido apreciar como cualquiera de tus dispositivos (móviles, televisores, PC, etc.) tienen incorporados la opción de conectarse a una red VPN. ¿Y qué es esto? Se trata de una conexión a Internet más rápida, sin censura, anónima, sin barreras geográficas, sin anuncios y más segura. ¿Alguna vez te has preguntado cómo millones de ciudadanos chinos acceden a Facebook y a otros contenidos censurados en su país?

VPN son las siglas de Virtual Private Network (red privada virtual). Habitualmente, los componentes de un mismo hogar conectados a un router Wi-Fi forman una red local. De manera similar, la VPN crea una red local con ventajas exclusivas como, por ejemplo, los túneles de datos. Esto garantiza el anonimato absoluto al no quedar rastro de tus movimientos ni de tu dirección de IP y también proporciona la seguridad de no caer en el robo de tus archivos o la venta de tu información por parte de tu proveedor de Internet a terceras empresas. Esto se debe a que la conexión está cifrada, de modo que tu proveedor de Internet realmente no sabe a qué estás accediendo. A efectos prácticos, tu dirección IP es la del servidor VPN. Si estás en China y el servidor VPN está en Estados Unidos, los servidores web creerán que estás navegando desde este país, dejándote acceder a los contenidos disponibles solo allí.

Antes de conocer las demás ventajas de la red VPN, es necesario añadir que tampoco es recomendable conectarse a cualquier servidor VPN desconocido ya que puede, de igual modo que una red Wi-Fi, capturar tu tráfico, guardar registros de lo que haces o incluso vender tu ancho de banda al mejor postor. Una VPN es tan segura y útil como su proveedor. Los servidores seguros no son gratuitos, suelen costar entre 3 y 10 euros al mes. Un servidor destacado por la relación calidad precio es SurfShark. Este servidor permite navegar por un océano cibernético limpio, sin anuncios, rastreadores, malware ni intentos de phishing. También un DNS privado en cada servidor y protección contra filtraciones al usar paquetes IPv4, llevando la seguridad a un nivel superior. Por otro lado, con el modo de camuflaje, te puedes asegurar de que ni tu proveedor de Internet sepa que usas una VPN. Conserva siempre la anonimidad. Todo ello sin limitación de dispositivos ya que es posible conectar y usar todos los dispositivos de la familia de forma simultánea.

Otra de las ventajas del uso de una VPN es la posibilidad de transferir archivos entre los dispositivos conectados a la red VPN sin necesidad de estar conectados a Internet, lo cual es muy cómodo tanto para para el hogar como para las empresas internacionales

Por último, una red pública Wi-Fi es peligrosa si no usas la protección de la conexión mediante la VPN, pues al conectarse a una red Wi-Fi pública es relativamente sencillo capturar los paquetes sin cifrar y hacerse con tus cuentas de usuario. Aquí es donde entra la capa extra de seguridad que puedes conseguir mediante una conexión VPN, de este modo, los paquetes se envían cifrados, de modo que no se puede robar la información.


Titulares de portada

Los más leídos del mes