¿Cómo viajar con perro y otros animales este verano?

Nirvana

Las mascotas se han convertido en un miembro más de la familia. Por eso, para muchos propietarios viajar con perro es una obligación cada verano; no se plantean dejar a sus peludos en casa o en una guardería canina, mientras que el resto disfruta de un merecido descanso.

Desafortunadamente, no siempre es fácil recorrer el mundo con el perro a bordo. La cosa se complica especialmente cuando se utiliza el transporte público. Aunque en Europa las cosas han cambiado muchísimo en los últimos años, conviene conocer las normas habituales para viajar con animales este verano en cada uno de los medios más utilizados:

Honey Girls Club

Viajar con perro en avión

En el avión hay dos opciones: los animales más pequeños podrán ir en cabina, siempre que estén metidos en sus transportines y no molesten demasiado. Esto suele estar reservado para los compañeros de cuatro patas que pesen menos de 8 o 10 kilos y hay que pedir permiso con antelación para comprobar la disponibilidad.

Las mascotas más grandes y pesadas tendrán que ir en la bodega, protegidos en sus respectivos transportines de tamaño adecuado. La mayor parte de compañías impide el viaje a canes considerados potencialmente peligrosos o a braquicéfalos.

Por supuesto, cada vez son más las compañías que permiten que los perros grandes puedan ir en cabina ocupando el asiento, pero este es un camino del que todavía queda mucho por recorrer.

Viajar con perro en tren

En nuestro país, los trenes de larga distancia están comenzando a reservar un par de asientos en un vagón para los animales más grandes. En concreto, Renfe permite que los viajeros compren un ticket para sus perros de hasta 40 kilos en estas condiciones.

Las mascotas que tengan menos de 10 kilos de peso podrán ir en un transportín siempre que se compre un billete especial para viajar con ellas.

The Play Clubs

Viajar con perro en autobús

Los autobuses de empresas de referencia como ALSA solo permiten un animal por vehículo y este no puede ser muy grande ni pesado. Por lo general, la empresa permite el paso de hurones, gatos y perros de hasta 10 kilos.

Suelen viajar en la bodega del vehículo y siempre dentro de un transportín rígido. Hasta el momento, no hay líneas de autobús públicas que permitan el paso de mascotas de mayor tamaño.

Viajar con perro en barco

Es habitual viajar en ferri en verano a zonas como Marruecos, Baleares o incluso Francia o Italia. Los ferris permiten el paso de animales grandes y pequeños, libremente, siempre que se compre el acceso a un camarote adecuado para este tipo de viajeros.

Esto suele suponer un sobrecoste, pero hace posible que los perritos viajen con toda comodidad y que incluso puedan pasear por algunas zonas de la embarcación para hacer sus necesidades y estirar las patas.

Seguro para mascotas: por qué es una buena idea contratarlo

Al igual que se recomienda la contratación de un seguro de viajes para las personas, siempre es interesante que la mascota disponga de un seguro de responsabilidad civil —que pronto será obligatorio por ley— para que cualquier accidente que le ocurra o que sea causado por ella esté cubierto.

El seguro para mascotas es clave, en la actualidad, para ganar en tranquilidad y hacer que las vacaciones de verano sean una experiencia totalmente positiva para todos los miembros de la familia… se viaje en avión, tren, autobús o barco.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Licenciada en periodismo y comunicación. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Últimas noticias