¡Escándalo Covid! Una enfermera reconoce que ha estado inyectando a las personas vacunas de 'agua con sal'

¡Síguenos en Telegram!

En plena campaña mundial de la vacuna contra el coronavirus las personas antivacunas utilizan los efectos secundarios que se han detectado en los fármacos inoculados para reforzar su discurso. Lo que antes no se había visto es el delito de salud pública del que centenares de personas han sido víctimas en Alemania.

Y es que una enfermera alemana está acusada de un delito político tras haber inoculado una solución salina y no la vacuna contra el coronavirus a 8.557 ciudadanos. Los hechos tuvieron lugar entre el 5 de marzo y el 20 de abril en el distrito alemán de Frisia, en Schortens-Roffhausen.

Las personas afectadas son, la gran mayoría, personas de más de 70 años. También personal de primera necesidad como personal sanitario y trabajadores de hospitales, docentes, entre otros. Las autoridades están investigando los hechos mientras se ha asegurado que todos los afectados serán citados de nuevo para ser inoculados.

Este delito se descubrió a finales del pasado mes de abril y la subdirectora del departamento de crisis del coronavirus de la Baja Sajonia, Claudia Schroder, detalló que se se asumió que solo seis jeringas estaban llenas de solución salina

La enfermera inyecta vacunas de agua con sal

La enfermera autora de los hechos se ha negado a declarar. De modo que no se puede valorar con exactitud que estas 8.557 personas hayan sido inoculadas con una solución salina, ante esta negativa de cooperación con la policía.

En un principio se sospecha que estas inyecciones de agua con sal serían un “incidente único”. “En particular, no hubo otros días en los que la vacuna no se administró en la cantidad prescrita por nuestro cliente", explicaron en un comunicado.

A pesar de esa negativa de cooperación por parte de la enfermera, otros medios de comunicación apuntan que la acusada rompió por accidente una ampolla, que equivale a seis dosis. De ahí que Schroder hubiese asumido que se trataba de seis jeringuillas.

Por este percance habría decidido inocular agua con sal a la ciudadanía para “no tener que informar a alguien sobre el frasco que se le había caído", según informó la policía.

No obstante, según informa el medio alemán NDR, la policía sospecha que la enfermera realizó estos hechos por su posición contraria a las vacunas. Las autoridades han llegado a esta conclusión tras descubrir que en sus redes sociales publicaba textos antivacunas. De ahí que la enfermera sea acusada de un delito político.

¡Escándalo! Una enfermera confiesa que está inyectando vacunas falsas a la población

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.