selfie-muerto

Escribió en su cuenta de Facebook: "Adiós, abuelo", y se quedó tan ancho tras publicar el selfie. Es el árabe John Osama, que ha encendido las redes sociales con tamaño despropósito.

No pasó mucho tiempo para que la imagen, replicada miles de veces en las distintas redes sociales, se convirtiera en noticia viral. El público no podía creer que alguien pudiera ser capaz de hacer algo así.

La indignación social no recayó solamente sobre el macabro niño, que en definitiva tiene todavía mucho por aprender en la vida. La cuestión de fondo sería hasta qué punto ha llegado la cultura banal y egocéntrica de los selfies y la exposición general a través de Internet.

Pero en Arabia Saudita, uno de los países más severamente conservadores del mundo, las cosas funcionan de otra manera. John Osama podría recibir un castigo ejemplar por violar la "moral pública". El caso ya está en manos de un Tribunal nacional. 

Albert Einstein: "Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas"


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.