Mediterráneo Digital | Sociedad

Arturo Fernández, genio y figura: el hombre que llamó feos y guarros a la gente de izquierdas

arturo fernandez actor

Facha era el calificativo con el que progres y podemitas se referían a uno de los actores más respetados y longevos de nuestra Patria y motivos, la verdad, que no les faltaron. De haber sido periodista, Arturo probablemente hubiera acabado entre las columnas de opinión de MEDITERRÁNEO DIGITAL pues, en sus propias palabras, jamás vio a gente más fea como en las manifestaciones del 15-M, Franco era demasiado moderado y jamás actuaría en localidades con ayuntamientos izquierdistas, como cuando se negó a representar su obra teatral en Cádiz porque allí gobernaba Podemos. ¡De película! Nunca mejor dicho.

La gente guapa vende mejor a España

A esta rocambolesca pero no desacertada conclusión llegó el eterno galán en una de sus intervenciones televisivas en El Gato al Agua de Intereconomía. En su siempre característica clave humorística, el actor comenzó afirmando que “no hay que salir a la calle y, cuando se sale a la calle, ¡coño! ¡Sal con gente guapa! ¡Porque en las manifestaciones, yo en mi vida he visto gente más fea!”, a lo que añadió: “¡pero cómo es posible, a estos no los veo por la calle, deben de tenerlos en campos de concentración porque no lo puedo entender!”.

Por ello, el fallecido artista subrayó que "si a los países que viven exclusivamente del Turismo, un día les da por poner en grandes fotografías, en sus países, la fotografía de cuando salen a la calle aquí", titulándola "con lo que te vas a encontrar", pues, en su opinión, "aquí no viene ni el tato”. Como bien señaló: “¡sí, hay que poner gente guapa, porque la gente guapa siempre funciona! ¡Y no hay gente fea excepto estos (refiriéndose a los del 15-M), que yo no sé a dónde fueron a por ellos! ¡Me fastidia porque yo quiero lo mejor para mi país!”. Las tertulianos del programa televisado no pudieron soltar más carcajadas con las ocurrencias, tan reales, del actor.

Con Podemos en el poder, mejor no

El gran galán de la Historia del cine español jamás tuvo pelos en la lengua para mostrar su ideología, muy diferente de la de su gremio de actores. Así, el asturiano aseguró no llevaría su obra “Alta seducción” en el Teatro Quintero de Sevilla a Cádiz porque ahí estaba Podemos y ese partido le caía "fatal", "casi como una patada en el hígado". Declaraciones para nada sorprendentes de un hombre a quien Franco se le quedaba a la izquierda, tal y como él ya había reconocido. Genio y figura, literalmente, hasta la sepultura. D.E.P., ¡chatín!

¿Por qué las feministas son más feas que las mujeres normales?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.