Mediterráneo Digital | Sociedad

¡Bomba! El exdelegado del Gobierno contra la Violencia de Género revela la verdad sobre las denuncias falsas

miguel lorente

Las cosas se ponen serias y cuando decimos que se ponen serias, es porque vivimos rodeados de un montón de personas sin escrúpulos dispuestas a engañar y crear falsos mantras entorno a cuestiones tremendamente delicadas.

Hablamos de una de las mayores mentiras en el socarrado tema sobre las denuncias falsas. Y si antes hemos dicho que existe gente sin escrúpulos dispuesta a mentir al público, la Sexta se lleva el doctorado.

En su programa “Más vale tarde” contaban esta semana que "las denuncias falsas implican un año de cárcel o 24 meses de multa, si no las dos cosas. En 2017, de 166.000 denuncias que se presentaron apenas unas 23 son falsas, lo que supone el 0,013%, un dato que no es estadísticamente significativo.”

¿Es esto verdad o es todo una relación desproporcionada que incluye la omisión de datos que no se pueden constatar?

El equipo de verificación de la Sexta, ese servicio nada subjetivo que ha creado Ana Pastor y que se llama Newtral, que se ha convertido además en el principal censor de Facebook, indica que la cifra de denuncias por malos tratos es de 166.260 y que de esas, 23 son falsas, luego el porcentaje es de 0,013%.

Lo bonito de publicar todo esto en las redes sociales es que te puede saltar un @elsacoddelcoco y desmontarte el chiringuito explicando que curiosamente Miguel Lorente (ex delegado del Gobierno contra la violencia de género) dijo que la cifra es 300 veces mayor. ¿Eso por qué es? Porque resulta que para determinar que una denuncia es falsa, hay que denunciarlo y demostrarlo. ¿Y cuál es, entonces el porcentaje de denuncias falsas que no se denuncian?

Hagamos el cálculo rápido: si es verdad que esa cifra es 300 veces mayor, es decir, que en realidad las denuncias falsas son 6.900 por cada 166.000, la proporción de denuncias falsas no sería de un 0,013% sino que pasaría a algo que seguramente se ajuste más a la seria y cruda realidad.

Pero de todas maneras, esto es hacer casillos en el aire, porque a día de hoy no tenemos claras cuántas de las denuncias que se presentan, terminan retiradas porque son falsas, cuántas son retiradas porque no hay pruebas ni cuántas de las que siguen su curso y terminan en un juzgado se quedan en nada porque son inconsistentes, con pruebas falsas e incluso, autolesiones.

Puede que algún día, no dentro de mucho, algún gobierno se tome en serio la injusticia que se esconde detrás de las denuncias falsas con cientos de hombres marcados de por vida por una Ley de Violencia de Género que solo buscaba destruirles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.