Animalistas piden que se prohíba ordeñar a las vacas: 'Nadie piensa en ellas como madres'

vacas-protesta

La muerte del torero Víctor Barrio ha desatado una vergonzosa oleada de mensajes de euforia y celebración en las redes sociales. Los antitaurinos se han pasado de frenada, y han confundido una vez más la (justificable) defensa de los derechos de los animales... con el odio visceral hacia los propios seres humanos. Algo tan típico de España como la fobia a nuestra historia en común o la aversión a nuestros símbolos nacionales. Una catarata indiscriminada de insultos y vejaciones, incluso dirigidos hacia viuda del torero, que ya han dado la vuelta al mundo.

Pero todavía se podía ir un paso más allá. En España nunca es suficiente. Ni hacia un lado, ni hacia el otro.

Los progresistas han decidido fusionar animalismo y feminismo, dos conceptos que, en la izquierda, suelen ir habitualmente hilvanados. Se ha pasado de la defensa del toro a pedir que se deje de ordeñar a las vacas para preservar su dignidad ¡como madres! Quizás por aquello tan 'políticamente correcto' de la paridad y la lucha contra el heteropatriarcado.

Tres mujeres, en ropa interior, simulando ser ordeñadas en plena calle, con dos conductos que salen directamente desde sus pechos hasta una garrafa que derrama (metafóricamente) sangre.

A pocos metros, una chica con un megáfono y una mesa en la que se reparte propaganda, se sirven productos hechos con leche y se recogen firmas para presentar una Iniciativa Legislativa Popular en el Congreso.

En el centro y presidiendo la velada, un hombre con los ojos vendados y un cartel con una foto de una vaca y el eslogan de la campaña: "El mundo no piensa en ella como una madre". Por si quedaban dudas.

Como dijo el maestro Pérez Reverte, el día que celebremos 'El Día del Orgullo del Gilipollas', en nuestras calles no va a caber un alfiler. ¡Esto es España!

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.