Bares: la luz al final del túnel

bares

El sector hostelero parece despertar del letargo en el que la crisis económica le obligó a sumirse. Abrir este tipo de negocio se convierte en la solución a los problemas para muchos emprendedores.

Las cifras no mienten. Los hosteleros españoles están de enhorabuena. Los resultados registrados en la temporada estival apuntan una mejoría considerable del sector. Los datos de la Federación Española de Hostelería (FEHR) indican un incremento de clientes y ventas en el verano 2015. La costa levantina ha sido la más beneficiada. De hecho, la Comunitat Valenciana cerró la temporada con cifras positivas por primera vez en ocho años al registrar un incremento de la facturación superior al 5%, según según la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV).

Ante este escenario, no resulta extraño que la apertura de un bar sea uno de los proyectos empresariales más comunes entre todos aquellos que deciden montar su propio negocio para afrontar las dificultades económicas. Sin embargo, muchos son los factores a tener en cuenta antes de lanzarse al mundo de la hostelería.

Lidiar con la burocracia y conseguir un local adecuado a la legislación actual no es coser y cantar: servicios específicos para minusválidos, salida de humos apropiada, insonorización, seguro de responsabilidad civil, permisos de apertura, licencia de actividad... Una vez superadas los trámites administrativos y con un concepto claro de negocio llega la hora de hacer números.

La adquisición del material de hostelería supondrá cerca del 30% del desembolso total a realizar para abrir el negocio. Cámaras frigoríficas y cocinas profesionales implican un gasto elevado. Por suerte, es posible adquirir muebles de hostelería a buen precio en tiendas especializadas que equilibrarán el presupuesto del acondicionamiento del local.

La puesta en marcha del negocio no supone el final del camino. Negociar con proveedores, la facturación mensual y la contratación de personal son algunos de los factores que no se pueden descuidar para que el negocio funcione.

La hostelería puede ser la solución a tus problemas o agravar tu situación económica. Muchos son los establecimientos que se ven abocados al cierre por la falta de previsión, el desconocimiento del sector de sus propietarios y la ausencia de un plan de negocio elaborado. Para lanzarse a la piscina es necesario un proyecto sólido.

Autor: Alejandro Sanchís | Imagen: Pixabay

 

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.