Consejos para elegir el color de tu sofá

THE PLAY MD

El sofá es uno de los grandes protagonistas de la decoración, y se muestra como uno de los elementos más importantes a la hora de decorar nuestro hogar, ¿verdad?

Dicho esto, más allá de la forma o el tamaño, elegir el color del sofá es una decisión muy importante, ya que el color del sofá incidirá directamente en el estilo del resto de la estancia. Por ello, es una decisión que hay que meditarla y no se debe tomar a la ligera.

Lo ideal es tener claro el color cuando vayas a la tienda de sofás, ya que de esta forma no tendrás dudas y te resultará mucho más sencillo realizar tu elección. De lo contrario, es muy probable que cuando llegues a la tienda y veas todas las opciones disponibles no sepas qué color elegir.

Pero, sabemos que esto no es precisamente sencillo, por ello, a continuación, te vamos a dar unos consejos clave para elegir el color de tu sofá que te ayudarán a decidirte y lo más importante, a acertar. Por lo que, si estás pensando en cambiar tu sofá y tienes dudas acerca del color, presta atención y toma nota.

Tips que te ayudarán a elegir el color de tu sofá

Tamaño del salón

Aunque no lo creas, el tamaño del salón incide directamente en el color de tu sofá, ya que en función del color que hayas elegido, tu salón podrá parecer más grande y luminoso o, por el contrario, más pequeño y oscuro.

Por esta razón, recomendamos los colores claros para los salones más pequeños, como el blanco, el beige, el gris claro o algún tono pastel como el rosa o el salmón. Estos aumentarán la sensación de amplitud y conseguirán que tu salón parezca mucho más luminoso.

En los salones grandes puedes arriesgarte con colores más llamativos o fuertes, como el negro, el marrón, el azul marino, el verde o el gris oscuro, entre otros. Además, los tonos claros también quedarán geniales, por lo que si tienes un salón grande las posibilidades son mucho mayores.

Luz natural

Al escoger el color de tu sofá también debes prestar atención a la luminosidad de tu salón, ya que este elemento debería incidir directamente en tu elección.

Recomendamos optar por colores claros y tonos suaves para los salones con pica luz natural, ya que estos conseguirán que tu salón parezca mucho más luminoso, evitando que se muestre demasiado apagado, como ocurriría si optas por un color más fuerte como el rojo, el negro o el marrón.

En caso de que tu salón tenga poca luz, además de los colores claros, también puedes optar por tonos suaves como el color mostaza, el rosa pastel, el azul claro o el verde turquesa, entre otros.

¿Liso o estampado?

Por lo general, los sofás lisos son los que mejor quedan en la mayoría de salones, ya que tienen una mayor facilidad para adaptarse a todo tipo de espacios, decoraciones y estilos. Además, los sofás lisos son más atemporales, siendo más difícil que te canses de ellos.

Por otro lado, con los sofás lisos tienes mucha más libertad, tanto para elegir el color del sofá, como el resto de complementos de la decoración.

Aun así, si quieres hacerte con un sofá estampado, puedes hacerte con él, pero te recomendamos que antes tengas en cuenta el resto de textiles de tu salón, que deberían ser lisos y sin demasiadas florituras, ya que de lo contrario el resultado podría quedar demasiado recargado.

Estilo de tu salón

Así mismo, el estilo de tu salón también influirá directamente en el color de tu sofá, ya que, si por ejemplo te gustan más los ambientes clásicos, los colores neutros como el blanco, el beige o el gris son los más adecuados, porque son atemporales y te asegurarás que no pasarán de moda con el paso del tiempo. Estos colores también combinan muy buen en salones nórdicos o rústicos.

Y, si en cambio eres más de estilos modernos y contemporáneos, atrévete con un color más vibrante y llamativo, como puede ser el rojo, el verde o el azul. Estos, al ser colores más fuertes, aportarán un toque de elegancia a las decoraciones más modernas y actuales.

Los colores neutros nunca fallan

Si tienes dudas y no terminas de decantarte por un color en concreto, un truco es optar por los colores neutros, ya que estos nunca fallan, combinando a la perfección en todo tipo de estilos y tamaños, con el valor añadido de que son colores que siempre están de moda.

Además, los colores neutros te ofrecerán muchas más posibilidades a la hora de decorar tu salón, ya que son muy versátiles y encajarán a la perfección en todo tipo de ambientes.

Y, algo parecido ocurre con los sofás blancos, que son todo un acierto, con el único inconveniente de que son muy delicados y se ensucian muy fácilmente.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes