Última actualizaciónJue, 06 Ago 2020 5pm

Mediterráneo Digital | Sociedad

El Gobierno de Sánchez felicita el Ramadán a los musulmanes pero ignoró la Navidad para no ofender a nadie

 Pedro Sánchez Ramadán, Pedro Sánchez musulmanes, Pedro Sánchez Islam, Pedro Sánchez Navidad

El Ministerio de Exteriores ha felicitado el Ramadán a todos los musulmanes a través de un mensaje publicado en el perfil oficial de Twitter del Gobierno de España.

«¡Feliz Ramadán a todos nuestros amigos musulmanes! –dice el tuit–. En su comienzo atípico este año, saludamos a los miles de ciudadanos que celebran desde hoy, en España y el mundo, este periodo central de su fe».

El mes de Ramadán, el mes sagrado del Islam, es de gran importancia para los musulmanes porque se cree que en esta época Alá reveló el Corán al profeta Mahoma.

El PSOE felicita a los musulmanes por la ‘riqueza cultural’ del sacrificio de corderos

Esta festividad incluye diversos ritos, entre los que destaca el ayuno desde que sale el sol –no se debe comer, beber, fumar ni tener relaciones sexuales– hasta la noche, pero también las intensas jornadas de oración y los festejos con el resto de fieles, los amigos y la familia en la mezquitas.

Pablo Iglesias felicita el Ramadán pero se mofa de los católicos 'el Niño es marxista'

¿Y la Navidad?

Esta felicitación del Gobierno a los musulmanes no tendría mayor importancia si no fuera porque contrasta poderosamente con la 'laicidad' del Estado en las pasadas Navidades, cuando desde el perfil oficial de Twitter de La Moncloa, obviaron intencionadamente toda referencia al carácter católico de la festividad. Para no ofender a nadie.

En un mensaje muy criticado entonces, el Gobierno publicó un «¡Felices fiestas!» que evitaba cualquier referencia al carácter religioso de las fechas. Idéntico mensaje publicó el presidente Sánchez en su perfil de Twitter al desear a los españoles unas felices fiestas y sus «mejores deseos de justicia, paz y concordia para todos y todas». Que no falte.

Cabe recordar que, más allá de su tradición y su historia, innegablemente ligada al cristianismo, España es un país católico. Según datos oficiales del CIS, que no es precisamente una institución sospechosa de destacar por su defensa de la cristiandad, el 69% de los españoles se declara abiertamente católico, Un 21,5% además, es ferviente practicante. Son casi 31 millones de fieles de la Iglesia Católica en España.

Sin embargo, el Gobierno no felicita la Navidad ni la Semana Santa, para no ofender a nadie, pero declara su amor incondicional a los musulmanes por el Ramadán. Ya saben aquello que tanto les gusta a los progres: son sus costumbres y hay que respetarlas.

El Gobierno quita la religión católica de la Educación, pero se podrá elegir la islámica


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.