¡Efecto llamada! La llegada de inmigrantes a España bate su récord histórico

pateras espana

Del 1 de enero al 30 de septiembre de este año han entrado en España de forma irregular 41.594 personas, según datos del Ministerio del Interior. La cifra supera el récord histórico alcanzado durante la conocida como crisis de los cayucos en 2006, cuando 41.180 personas llegaron a España.

Las llegadas exclusivamente por mar, sin embargo, aún no han superado las registradas en 2006, cuando desembarcaron 39.246 personas en las costas españolas, fundamentalmente (un 81%) en Canarias. El destino principal ahora son las costas andaluzas, adonde han llegado la inmensa mayoría de los 36.674 migrantes que se han lanzado al mar para alcanzar Europa.

La vía marítima ha crecido un 196,6% desde 2017 y en esta ya han muerto 363 personas, según la Organización Internacional de Migraciones. La vía terrestre por Ceuta y Melilla, utilizada por 4.920 personas que saltaron las vallas o superaron la frontera clandestinamente, ha aumentado apenas un 4%.

España es desde julio la principal ruta migratoria del Mediterráneo, superando las rutas hacia Italia y Grecia, las más transitadas tradicionalmente. La decisión de Italia y Malta de cerrar sus puertos a los migrantes rescatados en el Mediterráneo y los acuerdos con Turquía —para deportar a este país a todos los que lograran llegar a Grecia— y con Libia —para que asuma el control del flujo migratorio en sus costas— son algunos de los factores que han perfilado un cambio de tendencia desde 2015. Pero no son los únicos.

El éxodo marroquí

Las tensiones políticas y sociales en Marruecos son un factor relevante y están empujando los jóvenes al éxodo. La cifras facilitadas por el Ministerio del Interior revelan que entre los llegados por mar en la primera quincena de septiembre había un 37% de marroquíes. El porcentaje va en aumento. En enero eran un 19% de los desembarcados y un 22% en agosto.

Buena parte de los marroquíes que emigran hacia España, según el relato de diversas ONG, son rifeños. Las protestas de 2016 y su posterior represión, en 2017, impulsaron la emigración irregular hacia Europa, según la agencia europea de fronteras Frontex. Los marroquíes son, por otro lado, los inmigrantes más fáciles de expulsar por las autoridades españolas gracias a los acuerdos bilaterales con el país vecino. 

Más allá del incremento de la llegada de marroquíes, estos no son los más numerosos. La base de datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), registra que la principal nacionalidad de los migrantes que llegan a España por la vía marítima y terrestre es la guineana (25%) seguida de la maliense (16%).


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.