Detenido un clan gitano de Badalona que esclavizaba a personas discapacitadas

discapacitados

Los Mossos d’Esquadra de Cornellà de Llobregat han detenido a los miembros de un clan familiar acusados de tráfico de seres humanos con finalidades delictivas y estafas continuadas. Los detenidos, cinco mujeres y un hombre, de entre 19 y 54 años, todos ellos de etnia gitana, eran miembros de un mismo clan familiar que residía en Badalona y Sabadell. Lo publica La Vanguardia.

El grupo criminal, que demostró una gran crueldad con sus víctimas, se aprovechaba de personas con un alto grado de discapacidad psíquica, con graves problemas de exclusión social y sin recursos económicos, para esclavizarlas y utilizarlas para obtener rendimiento económico. Los captaban con engaños y argucias en comedores y entidades sociales que atienden a personas con problemas de inserción, con falsas promesas de empleo. Sometían a sus víctimas a constantes amenazas, agresiones y vejaciones físicas. Incluso se ha denunciado algún intento de violación para que trabajasen para el clan. Les entregaban un bocadillo al día, como única recompensa por su trabajo, que consistía en ejercer de mendigos, limpiar casas particulares y recoger agua de las fuentes para la familia que les sometía.

Por si no fuera suficiente, los delincuentes les maltrataban físicamente y les retenían toda la documentación, con la que después operaban en bancos y entidades financieras para obtener pequeños créditos y operaciones en tiendas por internet para adquirir teléfonos móviles y otros objetos de valor. A una de las víctimas le llegaron a estafar hasta 6.000 euros.

En cuanto el clan gitano detectaba que no podían seguir obteniendo un rendimiento económico de sus víctimas, ya que las entidades financieras iniciaban un seguimiento del caso, simplemente las abandonaban en la calle y las amenazaban para garantizar su silencio.

La red de explotación humana se destapó cuando una de las personas, una mujer con un grado de discapacidad psíquica del 65% contó a una amistad lo que le estaba sucediendo. La interlocutora puso el caso en conocimiento de la policía catalana, que en noviembre del 2017 inició una investigación en un domicilio de la calle General Moragas de Badalona, que culminó el pasado 10 de julio con la detención de los agresores, aunque uno de los cuales ya estaba en prisión por delitos anteriores. La víctima rescatada por los Mossos fue acogida en un centro de atención especializada.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.