Condenado un clan de gitanos que provocaba accidentes con niños para estafar a los seguros

gitanos-coche

Una ardua investigación de la Policía Local de Valencia ha posibilitado el procesamiento y la condena de un grupo de personas que causaban accidentes de tráfico, hasta con niños de corta edad dentro de los coches, para estafar a compañías de seguros. Las sospechas de un perito que inspeccionó varios de los vehículos siniestrados y los continuos choques de un Citroën C4, que siempre conducía el mismo individuo, pusieron al descubierto los hechos delictivos cometidos entre los años 2010 y 2014.

Lo publica el diario Las Provincias.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 11 miembros de este clan de Nazaret, todos ellos de etnia gitana, a penas que oscilan entre seis meses y tres años de prisión por provocar hasta 12 accidentes de tráfico en las calles de Valencia y fingir también lesiones para estafar a cuatro compañías de seguros.

Los individuos procesados cobraron la indemnizaciones y luego entregaron parte del dinero al cabecilla del grupo y su esposa, Juan José R. T. y Dolores M. M., que aceptaron una pena de tres años y nueve meses de prisión por un delito continuado de estafa y otro de estafa procesal.

Los condenados tendrán que devolver los 36.600 euros que estafaron a las compañías de seguros. El cabecilla del grupo se quedaba con parte de las indemnizaciones que cobraban los procesados.

Además, las once personas condenadas deberán pagar las costas procesales y tendrán que devolver los 36.600 euros que cobraron por las indemnizaciones de los seguros, según la sentencia de conformidad dictada por el tribunal. Las cuatro compañías afectadas por las estafas, Línea Directa, Axa, Mapfre y Allianz, se personaron en la causa como acusación particular.

El primero de los siniestros intencionados tuvo lugar el 5 de abril de 2010, cuando el Citroën C4 que conducía Juan José R. colisionó contra un Renault Mégane. El estafador provocó el accidente en Valencia, con su mujer y sus tres hijos menores dentro del vehículo, para luego reclamar una indemnización de 7.800 euros al conductor del otro coche. En el juicio, Juan José R. declaró que él y los tres niños habían sufrido lesiones y el hombre que iba al volante del Renault Mégane fue condenado por una falta de imprudencia.

El cabecilla del grupo también cambió de carril de forma brusca en la avenida de Baleares y frenó en tres rotondas en La Punta y el camino de las Moreras para provocar otros accidentes, según la investigación que realizó un inspector y un agente de la Séptima Unidad de la Policía Local de Valencia. La hija de cinco años del estafador viajaba en el Citroën C4 cuando causó uno de estos siniestros. También simuló haber atropellado a Asunción Paloma G., una de las tres personas condenadas a un año y nueve meses de prisión. En otra ocasión, Juan José R. reclamó dinero por falsas lesiones a dos compañías diferentes.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.