Las bicicletas del pasado, presente y futuro

Desde las bicicletas Penny-Farthing hasta las bicicletas eléctricas y la reciente innovación de la bicicleta acuática. El ciclismo se ha servido de las tecnologías para evolucionar cambiando su morfología y su estética hacia la aerodinamización, la rapidez, incluso para atravesar el agua. Descubre los diferentes tipos de bicicletas y sus características. Incluso las más conocidas como la bicicleta estática y la de spinning tienen características diferentes que determinan el tipo de ejercicio a desempeñar. 

Las bicicletas han evolucionado considerablemente desde los años 80. A medida que crecía el ciclismo de competición lo hicieron también las exigencias por contar con bicicletas cada vez más ligeras y versátiles hasta que actualmente encontramos bicicletas con todo tipo de características, ya sean de carretera o estáticas. En Top Cascos Bici es posible encontrar toda la información y opinión sobre ciclismo, accesorios, bicicletas estáticas, de carretera, de spinning y nutrición para ciclistas.

La principal innovación que ha experimentado el ciclismo de carretera tuvo lugar en 1885, cuando John Kemp Starley diseñó la denominada Safety Bike, bicicleta segura, en su traducción al castellano. Hasta entonces el modelo de bicicleta más extendido era el de las denominadas Penny-Farthing, la bicicleta de rueda alta inventada en 1873. Este tipo de bicicleta, cuya rueda delantera era tres veces más grande que la trasera, tenía el centro de gravedad muy alto y era muy propensa a volcar. Hasta que en 1885 John Kemp Starley diseñó una bicicleta más estable y segura tal y como la conocemos hoy en día, con ambas ruedas del mismo tamaño.

La primera bici-acuática que replica exactamente la sensación del ciclismo en el agua. Es decir, que pedaleas sobre el agua pero tienes la misma sensación de estar haciéndolo en la carretera o en la montaña. Para ello, aseguran que usan la misma tecnología que los barcos de la Copa América de Vela y que de esta manera abren un nuevo mundo para los amantes del ciclismo. La Manta5 Hydrofoiler XE-1 tiene una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, con varios niveles de resistencia en el pedaleo. El precio de venta es de 8.990 dólares.

Las bicicletas eléctricas o E-bikes han ganado fama a una gran velocidad y se encuentran entre la categoría de más rápido crecimiento en la industria del ciclismo a nivel mundial. Y esto es imposible de ignorar. En pocas palabras, una e-bicicleta amplía las posibilidades de ver este vehículo como una opción de transporte viable, así como una actividad de ocio sostenible.

Diferencia entre las bicicletas de spinning y estáticas

Una bicicleta de spinning es estática, pero una bicicleta estática no tiene por qué estar diseñada para practicar spinning. Hay notables diferencias entre ambas que nos facilitan un tipo de entrenamiento u otro.

Una bicicleta estática tradicional no está pensada para practicar spinning. La principal diferencia entre las dos es el volante o rueda de inercia que posee la bici de spinning: este volante es el que hace que la rueda siga girando gracias a la inercia aunque dejemos de mover los pedales. El volante de inercia también influye en la fuerza de la pedalada: en spinning no nos limitamos a empujar el pedal hacia abajo, sino que también tenemos que tirar de él hacia arriba. Además, la bicicleta de spinning tiene una transmisión de correas con un piñón fijo, mientras que en las bicicletas estáticas tradicionales los pedales van conectados directamente a su única rueda.

Por otro lado, las clases de spinning simulan un entrenamiento outdoor en una bicicleta de carretera o de montaña, por eso se parecen más a ellas en su forma, con la posibilidad de regular tanto altura como distancia de manillar y sillín nos permite llevar una postura propia de una bici de ruta e incluso realizar acciones similares, como pedalear de pie o llevar un ligero balanceo.
En la bicicleta estática tradicional generalmente debemos regular la altura del manillar y del sillín, pero no la distancia entre ambos. La postura que nos obliga a llevar es ideal si pedaleamos sentados, pero nada más.

Equivocarte al comprar una bicicleta estática puede salirte caro. Quizá nada más montarla te des cuenta de que hace un ruido horrible. Es posible que la bicicleta no ofrezca casi resistencia, por lo que es inútil para entrenar. Puede que la postura de pedaleo sea incomodísima e incluso te acabe provocando lesiones. Son cosas que pasan cuando compras una bicicleta estática sin informarte bien antes. Por ello, Top Cascos Bici ofrece un catálogo de las mejores bicicletas con toda la información necesaria para adquirir la bicicleta más apropiada.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.