Última actualizaciónSáb, 08 Ago 2020 7pm

Mediterráneo Digital | Sociedad

Zapatos y mocasines para este verano de 2020

sebago barco

Hay tantos diseños de zapatos de verano como gustos según la temporada. A la hora de comprar mocasines de verano, o cualquier otro calzado, habrá que considerar el confort, que sean flexibles, ergonómicos, y que combinen con el estilo del portador.

Así pues, podemos encontrar diseños muy elegantes que ayudarán a realzar nuestro outfit, al mismo tiempo que garantizan que la temperatura interior no se eleva demasiado.

Y es que, durante los meses que dura el calor, apostar por un buen zapato nos garantiza que la salud de nuestro pie estará en las mejores condiciones.

En palabras de Rubén Navarro, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Sebago: “Durante la época estival conviene apostar por la comodidad, pero no por ello debemos descuidar nuestra vestimenta. Los mocasines permiten a su portador llevar el pie holgado y estar elegante a la misma vez.”

En este sentido, dependiendo del uso que se les vaya a dar, hay tonalidades muy diferentes. Lo más habitual es que se apueste por colores claros y diáfanos, ya que son más fáciles de combinar con nuestro vestuario. Sin embargo, si los vamos a usar para lucirlos en un evento formal, el color marrón o negro serán nuestros mejores aliados.

En las siguientes líneas vamos a hacer un pequeño repaso a algunos de los errores que debemos evitar para elegir zapatos y mocasines para este verano.

Detalles clave para elegir zapatos para el verano

Cuidado con los zapatos estrechos

No elijas unos zapatos que hagan que tus pies estén demasiado estrechos. No sólo estarás bastante incómodo sino que también puede provocar deformaciones en las articulaciones, la aparición de juanetes, así como otros problemas tales como irritaciones, ampollas o uñas encarnadas.

La importancia del puente de los zapatos

Un calzado que no te interesa comprar es aquel en el que el puente no coincide con la curvatura de tus pies.

Si compras uno de estos modelos, tan solo apoyarán tus talones y dedos en el suelo, mientras que el resto del pie quedará en el aire. Esto, además de ser incómodo, dificulta que la circulación de la sangre pueda extenderse correctamente, pudiendo producir ampollas, dolores, incluso hasta evitar la recirculación del aire y hacer que la temperatura interior se eleve en exceso.

El tamaño de la suela

Aunque es habitual encontrarnos con zapatos en los que la suela es más grande que el propio pie, debemos tener cuidado con que no sea demasiado larga. No se recomienda que sea superior a 1cm, ya que este espacio será más que suficiente para que los pies se puedan mover.

En el caso de que el espacio sea mayor, nos resultará incómodo. Será menos seguro a la hora de movernos y hasta podría producir todo tipo de enfermedades de tejidos y enfermedades.

También es malo si la suela es muy corta: contribuirá a que nuestros pies estén tensos, elevando la posibilidad de lesión.

El número adecuado

Un calzado con un número superior al que te haga falta hará que nos deslicemos, lo que provocará que tensemos los pies para que esto no ocurra. Esto puede hacer que tropecemos y nos caigamos en cualquier momento.

Estos son sólo algunos consejos y apreciaciones, pero nos encantaría conocer vuestra opinión. No dudéis en reflejar en los comentarios cuál es vuestro calzado ideal para el verano, que ya está aquí.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.