Va a comprar droga y dos camellos magrebíes le petan el ano
Última actualizaciónVie, 03 Abr 2020 9pm

Mediterráneo Digital | Sociedad

Va a comprar droga y dos camellos magrebíes le petan el ano

hombre violado

Investigadores de los Mossos d’Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona han desarticulado cuatro puntos de venta de droga de la calle Príncep de Viana del barrio del Raval de Barcelona: tres narcopisos –ubicados en los números 9 y 14– y el club cannábico de los bajos del número 24. El foco principal estaba en el edificio del 14, una finca ocupada enteramente por traficantes y chatarreros. La vida en su interior se había degradado, sobre todo por la acción de los primeros, hasta niveles sórdidos. Hace dos semanas, un consumidor fue agredido sexualmente por dos camellos, arrestados durante este operativo. En el mismo bloque un hombre italiano de 34 años murió apuñalado en noviembre del 2017 durante un enfrentamiento entre narcos.

[VÍDEO] ¡Bestial! Un senegalés apuñala en el cuello a un español en el Raval de Barcelona

En el bloque del número 14 han anidado de manera intermitente diferentes grupos de traficantes a lo largo de los últimos años. En el 2017, tras aquel apuñalamiento mortal, la finca ya fue objeto de una intervención policial que no pudo vaciar el edificio completamente porque, como ha sucedido con la acción de este lunes, halló personas que residían en domicilios y no traficaban.

La finca permanece inmovilizada y ahora es propiedad de un banco, que la mantiene vacía y en una situación idónea para las ocupaciones ilegales. Varios artistas trataron de llevar a cabo un proyecto en su interior que no fraguó y volvió a quedarse a la merced de traficantes. En los últimos tiempos había acelerado el tráfico en su interior, conectado con el piso del 9 y con el club del 24, y la calle iba camino del declive alcanzado durante el boom de los narcopisos en el 2017.

Dos magrebíes discuten sobre quién nos paga las pensiones a machetazos en el Raval

Este lunes, los investigadores han hallado dosis de crack para ser vendidas en el primero y en el cuarto. Una droga que ya apareció durante el reciente operativo librado en el bloque de la calle de Robador, 55. Ambos domicilios han quedado sellados. También los bajos, pero en este caso porque en su interior, entre la chatarra, había objetos robados, sobre todo, bolsos con documentación de las víctimas y teléfonos móviles que ahora analizaran para dar con sus dueños y comprobar si su sustracción ha sido denunciada.

Cinco personas han sido detenidas, todas de procedencia africana. Dos se encontraban en el narcopiso del número 9 y tres en los del número 14. El club cannábico ha quedado precintado y sus responsables serán citados judicialmente para responder por un delito contra la salud pública dado que en el interior del local había una plantación clandestina de marihuana.

Denuncia que lo han drogado y le han desgarrado el ano tras quedar con un hombre en una app de gais

Entre los arrestados se hallan los dos autores de la agresión sexual que sufrió el consumidor hace dos semanas en el interior de la finca 14. El joven, que acudió a comprar droga al inmueble, acabó siendo violado y los Mossos, que gracias a la denuncia ya tenían identificados a los dos sospechosos, han podido arrestarlos finalmente. No es un hecho aislado, según apuntan los vecinos, ni que sufran solo los varones toxicómanos. Al contrario, tal como destapó este diario en junio del 2018, las mujeres toxicómanas a menudo padecen abusos sexuales en el interior de los narcopisos. Una mala noche la tiene cualquiera.

Un murciano denuncia que un marroquí lo violó y le desgarró el ano en Nochebuena


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.