Última actualizaciónMar, 07 Jul 2020 7pm

Mediterráneo Digital | Sociedad

Ahorra en dinero y en confort con un termostato Wi-Fi

smart home

El frío característico de la estación de invierno hace que los gastos en calefacción se disparen y las facturas mensuales en consumo alcancen los máximos anuales. Para poder combatir este gasto, una gran opción es utilizar un termostato WiFi, que optimice el consumo de energía, mejorando la calidad de vida en el hogar a la vez que se ahorra dinero.

Aparte del ahorro energético, los termostatos Wi-Fi ofrecen otras funcionalidades que hace muy atractivo su uso, ya que utilizan nuevas tecnologías para ofrecer el mejor confort dentro del hogar.

Qué es un termostato Wi-Fi

También conocido como termostato inteligente, el termostato Wi-Fi es un dispositivo electrónico que se encarga de regular la temperatura de la calefacción desde una red Wi-Fi. Este tipo de dispositivo ha revolucionado el mundo de la calefacción, facilitando enormemente el control de la calefacción.

Los termostatos Wi-Fi son compatibles con la mayoría de calderas y sistemas de calefacción en el mercado, pudiendo encontrar el modelo que se adapte a tu instalación.

Ventajas del uso de un termostato Wi-Fi

Utilizar un termostato Wi-Fi para controlar de forma inteligente la calefacción de una vivienda u oficina, ofrece una serie de ventajas entre las que podemos destacar:

Optimización del consumo energético

Estos dispositivos Wi-Fi son capaces de optimizar su funcionamiento para apurar al máximo su tiempo de uso sin perder el confort. Esta función repercute directamente en un menor consumo eléctrico y por lo tanto en un menor gasto de consumo, ahorrando dinero mes a mes.

Fácil instalación

La instalación de un termostato Wi-Fi es muy sencilla, ya que son dispositivos fáciles de instalar al lado del sistema de calefacción, necesitando una toma de corriente. Cómo el control y programación de sus funciones se hace de forma inalámbrica, puede situarse en el lugar que mejor convenga en cada caso.

Control mediante smartphone

Al estar conectado a la red Wi-Fi, se puede acceder a las opciones de configuración y programación desde un dispositivo móvil (smartphone, tablet, etc.). Ahora es posible controlar la calefacción de la casa desde cualquier habitación. Incluso, se puede activar la calefacción desde el trabajo para al llegar a casa, encontrar la vivienda a la temperatura de confort deseada.

Funciones inteligentes

Los termostatos actuales son capaces de aprender de nuestros hábitos y saber cuál es la temperatura que más nos gusta. Además, disponen de programas de predicción del tiempo, por lo que pueden anticiparse a los cambios de temperatura.

Algunos modelos tienen en cuenta los materiales de construcción de la vivienda y su capacidad de aislamiento, para así optimizar mejor su rendimiento.

Instalar un termostato Wi-Fi en tu sistema de calefacción aportará unos grandes beneficios durante todo el año, en especial en los meses de invierno. Aparte de ahorrar en la factura de la electricidad, se podrá controlar la calefacción desde cualquier lugar y en cualquier momento. Los sistemas inteligentes de estos dispositivos permiten optimizar el consumo dependiendo del tipo de vivienda y de las condiciones meteorológicas del momento, siendo capaces de aprender tus hábitos y ajustar la temperatura a los mismos.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.