La Policía descubre en Madrid el restaurante chino con más mierda de todos los tiempos

Nirvana

La Policía Municipal de Madrid descubrió el pasado 30 de mayo durante una inspección rutinaria, uno de los restaurantes chinos más mugrientos que jamás había visto. El local, ubicado en la calle Dolores Barranco del distrito de Usera (el chinatown madrileño), estaba lleno de grasa que se escurría sobre la cocina, la zona de alimentos, ollas y sartenes. A cada paso que daban los agentes hallaban más y más infracciones como consecuencia de la falta de higiene del local. No solo eso. También encontraron alimentos sin control sanitario, marisco de contrabando, puertas de emergencia selladas y empleados que trabajaban en pésimas condiciones.

La intervención fue emprendida por los agentes de la Oficina de Atención Ciudadana de Usera el último martes de mayo a las 13.30 horas.

Honey Girls Club

Una de las primeras sorpresas fue toparse en la entrada con 782 porciones de pepino de mar (holoturias), listas para ser cocinadas y carentes de control sanitario. No había justificante ni facturas sobre la procedencia de estos alimentos, por lo que sospecha que son productos de contrabando y fruto de la pesca ilegal. Los agentes sospechan que incluso estos pepinos pueden contener tóxicos al proceder de aguas contaminadas.

También encontraron en un expositor de cristal 382 ejemplares de bivalvos o berberechos. Estos mariscos estaban cubiertos de cieno, lo que evidencia que han sido comercializados por canales clandestinos, ya que deben ser tratados en plantas depuradoras, según fuentes de la Policía Municipal.

Además, en el registro había vitrinas refrigeradas con las baldas metálicas oxidadas y con desconchones, los cubos de basura estaban sin tapa y las pilas del fregadero repletas de suciedad.

Los cocineros y cocineras no tenían gorro y tampoco llevan redecilla en el pelo. En el suelo todo estaba lleno de mugre. La grasa chorreaba desde las tuberías hacia los alimentos y la zona de cocina, según detallan los agentes en su informe. La pegajosa pringue también estaba en el suelo, en las campanas y en otras zonas de preparación de los alimentos. Además, los huevos estaban también el mal estado y cascarones secos.

Asimismo, la salida de emergencia estaba parcialmente obstaculizada con cajas y barriles de cerveza y también obstruida.

The Play Clubs

En la planta segunda del restaurante había salones privados y otras cocina sin utilizar. En el recorrido de evacuación de esta zona había una puerta señalada como de salida cerrada con llave, con candados y sin la correspondiente barra antipánico, según refleja la Policía Municipal.

Los alimentos requisados fueron trasladados para su destrucción en un centro municipal de limpieza del Selur, al sospechar que su consumo tenga riesgo para la salud de las personas.

Los agentes expedientaron a local y además se les informó de un posible delito contra la flora y la fauna por el marisco y los alimentos requisados. Estas supuestas infracciones podrían conducir a la clausura del local y a una multa de hasta 60.000 euros.

Intoxicación masiva en MasterChef: se cagan vivos los 44 comensales del programa

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias