Así de sencillo es renovar tu carné de conducir

¡Síguenos en Telegram!

Nuestro carné de conducir es un elemento imprescindible para la mayor parte de las personas. Nos permite obtener movilidad y ser plenamente independientes.
Pero a la hora de renovarlo hemos de contar con las mejores garantías para conseguir que el proceso sea lo más sencillo posible y no necesites tengas añadidas. Contar con un lugar en donde hagan unos exhaustivos Reconocimientos Médicos en gran parte del archipiélago canario, es ya de por sí una garantía para tu salud y seguridad.

Las pruebas para renovar tu carné

El carné de conducir ha de ser renovado cada 10 años en el caso de aquellas personas de hasta 65 años de edad, y de cinco años una vez pasada esta franja.
La legislación es muy clara en este sentido, ya que no se puede conducir con el carné caducado. Hacerlo supone una falta grave y es lo mismo que conducir sin licencia. La cuantía económica de la multa es de 200 €, pero las consecuencias penales si provocamos un accidente por conducir con el carnet caducado son bastante más graves. Además, probablemente tu seguro obligatorio no se haga cargo de los gastos económicos en caso de accidente. ¿Entiendes ahora la necesidad de tenerlo plenamente en condiciones?

Las pruebas para renovar el carné de conducir tienen como objetivo dar fe de la capacidad del conductor o conductora ante el volante. Se trata de un proceso bastante sencillo, en el que se tienen en cuenta factores como la motricidad, la capacidad de reacción ante diversos estímulos, así como pruebas visuales y auditivas. Pasar las pruebas está al alcance de cualquier persona y permite volver a tener el carné vigente.

Muchas personas preguntan si para renovar tu permiso de conducir este ha de haber caducado. Para nada, puedes comenzar los trámites de la renovación hasta tres meses antes de su fecha de caducidad. De hecho, es lo recomendable y no esperar a que nuestro permiso haya caducado, ya que podemos sufrir un accidente en el intervalo hasta que hemos tomado la cita y vernos envueltos en un problema grave.

En los centros que tramitan el reconocimiento médico para el carnet de conducir lo pone muy sencillo. En la gran mayoría de ellos no es necesario ni que lleves la fotografía, solamente abonar la tasa de renovación y la del importe del reconocimiento médico. Lo mejor de todo es que no es necesario que acudas con tu reconocimiento a la delegación provincial de tráfico de tu provincia para renovarlo. Desde el mismo centro de reconocimiento médico se encargan de todo, por lo que lo recibirás por correo postal en tu domicilio. De esta manera, te ahorras tener el tiempo de tener que hacerlo personalmente, posee la misma garantía y validez, ya que es como si lo hicieras tú mismo.

Hay personas que afrontan este tipo de pruebas, las referidas a las de la renovación del carné de conducir, con algo de inquietud. No tienes porque preocuparte, ya que posees algunos intentos para superar las pruebas de destreza. Hay que tener en cuenta de que las situaciones que se ejemplifican en este tipo de pruebas ayudarán a tener una percepción de cómo son tus habilidades al volante y tu capacidad de reacción.

Tanto las pruebas auditivas como las visuales son las pertinentes que te puedes encontrar en cualquier reconocimiento médico laboral. La persona que realiza este tipo de reconocimientos te indicará si es necesario que gradúes tu vista, que utilices gafas a la hora de conducir o que acudas al oculista a realizar una revisión más en profundidad. ¡La salud al volante importa!

Conducir implica tener todos los sentidos puestos en esta tarea, de esta manera minimizamos el riesgo de sufrir algún tipo de percance. Cuando renovamos nuestro permiso de conducción, el centro médico está certificando que nos encontramos en condiciones aptas para el desempeño propio de la conducción. No merece la pena querer prolongar la fecha de renovación y dejar caducar el permiso durante unos días. Siempre es muy recomendable estar atento a la fecha de caducidad y tomar cita desde tres meses antes.

De esta manera, nos estamos garantizando que nuestro permiso seguirá vigente, y que no conducimos con la licencia caducada. Son muchísimas más las ventajas que la inversión de tiempo realizada. En cuestión de un máximo de media hora podrás tener pasado el reconocimiento médico para renovar tu carné de conducir y dejarlo ya en trámite de renovación ante la Dirección General de Tráfico.

Así que no lo pienses más, toma tu cartera y comprueba cuánto tiempo de vigencia le queda a tu carné. Apunta esta fecha en el calendario y acude a tomar tu cita en tu centro de reconocimiento médico, así podrás seguir conduciendo de forma legal y evitarte sanciones en carretera. Cuesta muy poco hacer las cosas bien desde el primer momento.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.