Diferencias clave entre fenólico y melamina: ¿cuál elegir para tu proyecto?

Nirvana

El uso de los materiales fenólico y melamina están muy extendidos en los proyectos de construcción, así como diseño de interiores y mobiliario. En estos campos, los requisitos y exigencias son cada vez mayores, por lo que vamos a explicar las principales diferencias de estas alternativas, según las aplicaciones.

Si no tienes claro que es fenólico y cuáles son sus características, vamos a profundizar en la materia. Sobre todo, porque te ayudará a saber si es lo más indicado para el uso en exteriores o por qué se emplea tanto en las cabinas y taquillas de los vestuarios. Aunque este tablero duradero y versátil destaca por su resistencia en entornos exigentes, cada uno de ellos ofrece ventajas únicas que influyen en el rendimiento.

Honey Girls Club

Aprende a diferenciar entre la melamina y el fenólico para tu proyecto

El tablero fenólico es un material que se utiliza principalmente en las industrias de la construcción y carpintería. Una de sus principales características es su resistencia, durabilidad y versatilidad. Es perfecto para las aplicaciones en el exterior, gracias a su composición de resinas fenólica y papel kraft impregnado, puesto que ofrece un magnífico resultado.

Por su parte, la melamina es un material compuesto por partículas de madera prensadas, recubiertas con resina sintética. Es también una opción versátil y duradera que garantiza la resistencia a los arañazos y la humedad. Es una alternativa muy popular para el diseño de estanterías y mobiliario. Además, esta superficie lisa y brillante es muy atractiva y fácil de limpiar.

Una vez tenemos claro en qué consisten estos dos tipos de resinas, es momento de conocer las principales diferencias y sus usos. Aquí te dejamos algunos aspectos clave para elegir con mayor criterio y acertar según el tipo de proyecto.

  • Composición química. Una de las principales diferencias radica en su composición, puesto que afecta a sus propiedades. El fenólico está elaborado con fenol y formaldehído, mientras que la melamina está compuesta de melamina y formaldehído.
  • Entornos húmedos. El fenólico es más recomendable para los entornos húmedos, como los vestuarios de un gimnasio, las piscinas o duchas. En cambio, si estamos pensando en una taquilla para una oficina, la melamina es apta.
  • Resistencia. Otra diferencia importante entre los dos materiales es la resistencia, tanto al calor, como a las manchas y productos químicos. El fenólico destaca por tener más capacidad para soportar estos impactos. Pero, si se trata de parásitos, la melamina es mejor.
  • Presupuesto. Otro aspecto destacable tiene que ver con el precio de estos materiales, ya que la melamina suele ser más económica y asequible. Por tanto, es una propuesta viable, que aporta calidad a los proyectos de decoración y mobiliario.

En definitiva, estas son las principales diferencias entre ambos materiales, aunque si dudas en la elección, ponte en contacto con expertos como Mobelmol. Esta empresa especializada en equipamiento y mobiliario fenólico buscará la mejor solución para garantizar un proyecto de calidad. Muchos años de experiencia en el sector y las opiniones de clientes satisfechos son la mejor garantía para confiar en sus servicios.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Licenciada en periodismo y comunicación. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

The Play Clubs

Últimas noticias