La mejor clave para que tu negocio triunfe

 ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Hoy más que nunca, vivimos en un mundo rodeado de imágenes, nuestros ojos se someten diariamente a la visión de las más variadas reproducciones. En Internet, y prácticamente en cualquier sector, hay mucha competencia. Esta competencia exige diferenciar la empresa de forma creativa. Y es que la fotografía, con su impacto directo e incisivo, juega un papel fundamental en la representación visual de los diversos mensajes comunicativos.

La fotografía comercial es la creación de imágenes para vender un producto o servicio. El uso de esta disciplina es especialmente beneficioso para el aumento en las ventas y las fotos pueden centrarse tanto en mostrar la estética del producto como en aportar un elemento visual que ayude a entender su uso de una manera efectiva. Los fotógrafos comerciales son especialistas como, por ejemplo, Fotógrafo publicitario Málaga. Crear imágenes atractivas orientadas al público objetivo del producto o servicio que se desea vender. La producción y el estilo de estas imágenes deben ir alineadas estrechamente con la estrategia existente de la marca para ese producto o servicio. Por lo tanto, contratando a un fotógrafo comercial no solo estás contratando a un excelente fotógrafo, sino a un profesional que tiene conocimientos sobre estrategia de negocios y que tiene las capacidades necesarias para saber vender un producto o servicio a través de las imágenes.

La fotografía publicitaria difiere del resto de los géneros fotográficos por varios motivos. Su funcionalidad le exige una adaptabilidad a los intereses comerciales que tienen por finalidad el aumento de las ventas o servicios. Si el anunciante consigue aumentar el número de ventas es cuando se valora positivamente la capacidad publicística de la fotografía. La fotografía publicitaria, por otro lado, no está comprometida con la realidad como, por ejemplo, la fotografía de prensa. Es decir, la fotografía publicitaria muchas veces se inspira en la realidad pero lo que nos representa por medio de sus imágenes es una realidad construida. A diferencia de otros tipos de fotografía, donde el fotógrafo tiene que estar alerta para obtener la instantánea, la fotografía publicitaria construye la escena exactamente igual que en el cine de ficción, y el fotógrafo se limita a captar la escena valiéndose de las técnicas de iluminación y fotográficas. En el caso de que el fotógrafo no obtenga la imagen diseñada en el primer disparo tendrá más oportunidades, tantas como hagan falta.

Otro ejemplo podría ser la sesión fotográfica corporativa realizada en la empresa que, a través del relato, a través de imágenes, puede poner de relieve la capacidad productiva de una actividad, los valores en los que se basa y el personal de trabajo que la compone, yendo a crear una verdadera identidad corporativa. Como expresa el fotógrafo Jose Salto, “la imagen corporativa, o la imagen de una empresa, afecta directamente sobre nuestra percepción de los productos y servicios de la misma".

Este tipo de fotografía que se solicita a los profesionales especializados en el campo (fotógrafos independientes y estudios fotográficos como, por ejemplo, Fotógrafo profesional Marbella) y que es utilizada por empresas y autónomos con fines comerciales.

Otra clave es la imagen a través de las redes sociales, pues son un potente canal de visualización y comunicación con los clientes.

Cuidar la imagen de la empresa en ellas es tan importante como la carta de ventas. Para ello, contratar a un fotógrafo profesional para tu negocio, así como a un experto en branding y marketing digital te permitirá impulsar la imagen de tu marca así como transmitir a la audiencia un mensaje más claro y atractivo y ganar mayor credibilidad.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.