¿Cuáles son las mejores dash cams del mercado?

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Conocer a fondo las posibilidades que ofrecen las mejores dash cams del mercado abren todo un abanico de posibilidades a las empresas que cuentan con flota que suele estar en constante tránsito tanto en ciudad como en carretera.

Las dash cams son cámaras de grabación de alta definición que, gracias a su conexión en remoto o a una tarjeta de memoria, graban los recorridos para saber lo que sucede en los trayectos. De hecho, se han convertido en una de las herramientas que garantizan la seguridad de conductores no solo sobre su persona sino sobre los lances del tráfico.

En España, ante la falta de legislación específica, se deben regir por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que deja claro que las imágenes y datos captados por cualquier tipo de sistema de grabación serán “adecuados, pertinentes y limitados a lo necesario en relación con los fines para los que son tratados”. Es decir, que deben ser justificados.

En el caso de empresas de transporte, la justificación es clara. Tanto es así que empresas como Samsara han conseguido al instalar estos dispositivos que muchos conductores hayan podido probar que algunos de sus incidentes en carretera no han sido culpa suya sino de otros conductores. “Las aseguradoras valoran mucho este tipo de pruebas ya que, en otros casos, se tenían que hacer cargo de reclamaciones que no les correspondían. Hay muchos alcances que están provocados no por quien conduce la furgoneta o camión sino por quienes se incorporan en sus proximidades y, con este tipo de grabación, pueden alegarlo” explican algunos expertos en seguridad vial.

Por norma general, este tipo de cámaras suele llevarse en el salpicadero o incorporadas en el retrovisor y, según se ha demostrado en estudios, el hecho de llevarla hace que las conducciones sean mucho más seguras y eficientes y, también, suponen una bajada de los siniestros en carretera y ciudad.

De hecho, actualmente ni siquiera graban de forma continuada, sino que se ponen en marcha cuando detectan algún frenazo brusco, algo raro que lleve a un volantazo o incluso algún movimiento cercano al vehículo o raro dentro de la cabina. En ese momento, la información que registra se sube a la nube para que pueda ser almacenada e incluso visionada en tiempo real por las compañías, lo que garantiza también la seguridad de sus conductores.

Existen varias posiciones para todo ello. Por un lado, las mejores dash cams suelen tener doble orientación, cubriendo así todos los puntos de conflicto del vehículo.

Este tipo de equipación lleva consigo también el uso de inteligencia artificial, algo que permite su puesta en marcha automática y evita que el conductor tenga que distraerse en poner en marcha la grabación, pero también son puntos de conexión a internet capaces de almacenar, de forma remota, en la nube, todas las imágenes y sonidos que hayan surgido a buena calidad ya que, en la mayoría de los casos, cuentan con una calidad de imagen HD.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.