Indignación en la Guardia Civil por la medalla de honor concedida por Marlaska a un travesti

Nirvana

La polémica ha perseguido durante todo el mes de septiembre al Ministerio del Interior por las condecoraciones entregadas con motivo del Día de la Policía Nacional. La situación cristalizó este martes por una enorme pitada a Fernando Grande Marlaska durante la celebración del acto central. La polémica pasa ahora al otro cuerpo de seguridad del Estado, la Guardia Civil, y también por la concesión de medallas y condecoraciones.

El Boletín Oficial del Instituto Armado ha publicado esta semana la concesión de la Cruz de Plata de la Guardia Civil para Manuela Saborido Muñoz, conocida popularmente como Manolita Chen, quien se hiciera muy conocida como vedette y con espectáculo de travestismo en los años 80. La orden está firmada por el propio ministro Grande-Marlaska.

Honey Girls Club

La artista, que actualmente es todo un referente para el colectivo LGTBi y que ha recibido varios premios, fue una de las primeras mujeres transexuales a la que se le aprobó el cambio de nombre y de sexo en el Documento Nacional de Identidad (DNI) en nuestro país, durante los años 80. También, después de múltiples peleas en los tribunales, se le reconoció el derecho a la adopción en el año 1985.

La polémica surge porque Manolita Chen fue detenida en 2004 en una operación de la Guardia Civil contra el tráfico de estupefacientes. El arresto se produjo en la vivienda-museo de Arcos de la Frontera, la localidad gaditana en la que nació la artista en octubre de 1943. Una veintena de testigos dijeron durante el juicio que iban regularmente a este domicilio a comprar estupefacientes.

En 2005, la Sección octava de la Audiencia Provincial de Cádiz, ubicada en Jerez de la Frontera, condenó a la artista a una pena de tres años de prisión y a una multa de 1.500 euros. La artista llegó a ingresar durante nueve meses en el centro penitenciario Puerto II, una parte en prisión preventiva en espera de juicio y, luego, tras el juicio, un par de meses más hasta que cumplió los tres cuartos de condena.

La decisión del director de la Guardia Civil ha recibido la crítica de la Unión de Guardias Civiles.

"¿Cuántos guardias civiles honrados, profesionales, trabajando sin turnos, en Nochevieja, verano, el cumpleaños de sus hijos, no tienen una mísera recompensa? Y damos a "Manolita Chen" la de plata. ¿No hay condecoraciones civiles?. Si no es una humillación, se le parece mucho".

The Play Clubs

"La Guardia Civil no merece esto. Si alguien quiere premiar a un personaje por su labor, su vida, su carrera profesional, o cualquier otra razón, que elija una distinción civil", han sentenciado en las redes sociales.

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias