Las autoescuelas de Cataluña demandan más examinadores

♦ ¡Síguenos en Telegram!

Según las autoescuelas, la falta de examinadores ha creado grandes listas de espera para realizar el examen práctico y ha obligado a dejar de admitir nuevos alumnos

La pandemia ha causado estragos en todo el país. La falta de examinadores ha ocasionado un retraso importante en Cataluña y toda España para presentar el examen práctico del carnet de conducir. 

Aunque la situación ha sido acentuada por el coronavirus, la falta de examinadores ha sido un problema latente desde hace muchos años. 

Un problema sin resolver

A pesar de que la pandemia ha acentuado el atraso para presentar el examen práctico del carnet de conducir, no es un problema nuevo. El examen de conducir ha estado colapsado desde hace años debido al recorte presupuestario y la merma de examinadores. 

En el año 2006, había un total de 1.000 examinadores disponibles para llevar a cabo las pruebas de conducción. Sin embargo, este número fue disminuyendo paulatinamente hasta llegar a un total de 781 examinadores para marzo del 2021. 

En Cataluña se le suma un problema extra a la ecuación: muchos de los posibles examinadores rechazan ejercer en esta comunidad autónoma debido a que es una de las más caras para vivir. 

Las autoescuelas exigen más examinadores 

Según Enrique Lorca, presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas, parte de la plantilla de examinadores no ha podido trabajar por el tema de la pandemia, ya que supone un riesgo importante de contagio. Es decir, la plantilla de examinadores se ha mermado aún más y ha generado una necesidad imperante en Cataluña y toda España. 

Algunas de las mejores autoescuelas de Barcelona lanzaban esta semana un comunicado exigiendo más examinadores para poder contrarrestar esta crisis y sus efectos negativos. En él explicaban que la carencia de plazas disponibles para los exámenes les ha hecho dejar de aceptar de nuevos alumnos. 

Este se ha convertido en un gran problema porque, según Lorca, el confinamiento ha impulsado a la ciudadanía a obtener su permiso de conducir y así, movilizarse de manera individual para reducir el riesgo de contagio. 

De hecho, el presidente de la CNAE asegura que las autoescuelas están dispuestas a contratar mayor personal para contrarrestar la enorme demanda actual, pero solo será posible si los alumnos pueden presentar su examen. 

La enorme lista de espera de Cataluña

De acuerdo con Raul Viladrich, presidente de la Federación de Autoescuelas de Cataluña, la lista de espera para examinarse alcanza un número aproximado de 75.800 alumnos. 

Viladrich explica que esta cifra elevada no concuerda con los números habituales. Además, comenta que la espera para examinarse en Cataluña podría prolongarse entre dos y tres meses. 

Ante la enorme lista de espera de Cataluña y el descontento del sector de las autoescuelas, la Dirección General de Tráfico lanzó una convocatoria de 35 plazas de examinadores para contrarrestar esta problemática. 

Sin embargo, Raul Viladrich asegura que la medida no es suficiente y que solo actúa como un parche temporal ante la situación de Cataluña. Aun cuando las 35 plazas puedan cubrirse por completo, la cantidad de examinadores disponibles seguirá siendo menor a la que realmente se necesita. 

Otras posibles soluciones 

Según Joaquín Jiménez, presidente de la Asociación de Examinadores de Tráfico, las autoescuelas solo deberían presentar a los candidatos aptos para superar el examen práctico del carnet de conducir. 

Jiménez asegura que examinar a una misma persona varias veces solo prolonga la lista de espera innecesariamente. Asimismo, propone definir un límite con respecto al número de convocatorias anuales que puede realizar un aspirante para conseguir su carnet de conducir. 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.