Cómo cuidar tu coche para que dure más

Si estás pensando en vender tu actual vehículo debes tener presente que el estado actual del mismo puede ser un elemento fundamental para facilitar el proceso de venta. Para ello es necesario cuidar tu coche en su totalidad, tanto de los elementos externos como los internos. Una buena idea en estos casos suele ser acudir a un taller en Madrid, ya que allí se encargarán de la puesta a punto del coche en el caso de que el coche no se encuentre en las mejores condiciones.

No olvides que, cuanto mejor sea el estado de conservación de tu actual coche, más dinero podrás sacar con su venta, lo que te permitirá disponer de más dinero para poder afrontar la compra de un coche segunda mano o bien un vehículo de ocasión.

Cómo mantener siempre un coche en perfectas condiciones

Es cierto que el paso del tiempo y el uso que se haga del coche es un factor importante a la hora de tener en cuenta su desgaste, pero si se hace un correcto mantenimiento del mismo es posible alargar con garantías la vida útil del mismo así como que su estado general sea mejor.

- Vigilar el nivel del aceite. El aceite es indispensable para la lubricación del motor del coche, por lo que es conveniente comprobar siempre si el nivel del aceite es el correcto y proceder, cuando llegue el momento correcto, a su cambio. Por regla general el cambio de aceite suele efectuarse a los 10.000 kilómetros.

- Estado de los neumáticos. Los neumáticos son uno de los elementos imprescindibles para garantizar una buena seguridad mientras se conduce. Es recomendable llevar el cambio de gomas cuando la profundidad del dibujo de los mismos sea inferior a 4 milímetros.

- No apurar el depósito de la gasolina. Esto es bastante perjudicial para el coche, ya en el fondo del depósito se acumulan todas las impurezas que posee el combustible. Si se apura con frecuencia el depósito de la gasolina, estas impurezas acabarán penetrando en el motor del coche, lo que puede provocar importantes averías.

- Comprobar el nivel del refrigerante y el de los frenos. El primero de ellos cumple la función de ayudar al motor a no sobrecalentarse, mientras que el segundo es fundamental para que el sistema de frenado del coche funcione con normalidad.

- Cuidar de la carrocería y pintura del coche. A la hora de vender un coche lo primero que visualizará el futuro comprador será tanto el estado general de la chapa del coche, como la carrocería. Por lo tanto, realizar cada cierto tiempo una labor de mantenimiento de ambos elementos puede ayudar a que la venta se lleve a término con mayor facilidad.

- No conducir de forma brusca. Dejar que el motor del coche se caliente antes de iniciar la marcha y no efectuar maniobras bruscas (revolucionar mucho el coche, frenadas agresivas por ejemplo) puede ayudar a que el estado del vehículo se conserve en buenas condiciones durante mucho más tiempo.

 

En definitiva, existen determinadas pautas que ayudan notablemente a la conservación de un coche durante más tiempo. Además, no hay que olvidar el hecho de que, aquellos que quieran vender su actual coche, encontrarán mayores facilidades en dicha venta si el vehículo se encuentra en buenas condiciones. Por ello, llevar a cabo un buen mantenimiento del mismo es fundamental.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.