Cuando necesitamos movernos junto a nuestra Mascota

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

No hace mucho tiempo, tener mascota no significaba ni implicaba lo mismo ahora. Antes se consideraban "inferiores", un accesorio o un complemento más del hogar; afortunadamente hoy en día las mascotas no solo forman parte de la familia, SON familia. 

Es bastante común ver como cada vez más personas se vuelcan en la salud y en el bienestar de sus pequeños peludos. Son más conscientes de sus necesidades, de que mantengan una dieta adecuada y acorde a sus circunstancias y estado fisiológico, de llevar al día las vacunas, etc. También las visitas a la peluquería canina han aumentado. 

Quizá una de las causas de esto sea que durante los últimos años una parte de la población es cada vez más consciente de los derechos animales. Es por ello que muchas empresas de cosmética, sobretodo, han dejado de testar en animales, convirtiéndose en "cruelty free" y han pasado a utilizar materiales e ingredientes respetuosos con el medioambiente. Por otro lado, también se ha incrementado las dietas vegetarianas y veganas ya que mucha gente prefiere vivir una vida libre de cualquier tipo de sufrimiento animal.

Las mascotas, uno más de la familia

Muchos núcleos familiares ya incluyen y consideran a sus animales parte fundamental de su familia. Esto ha provocado un descenso favorable de abandonos, ya que es muy común que las familias decidan llevar siempre consigo a sus pequeños de cuatro patas. Este hecho ha generado que cada vez más sitios vacacionales se abran a la posibilidad de aceptar animales, para así fomentar la clientela con mascota. Han adaptado sus instalaciones para facilitar la estancia a todos sus clientes, tanto humanos como perros o gatos. 

Pero también hay gente que prefiere dejarlos en casa en caso de marcharse de vacaciones, ya sea por comodidad del animal o porque son delicados para viajar. Por ello, existe la opción y la posibilidad de contratar a una niñera de animales, la cual acudirá al domicilio personal regularmente, o según lo que contratemos, para asegurarse de que nada le falte. En caso de no querer que alguien externo visite nuestro hogar, podemos optar por dejarlos en residencias u hoteles de animales. Es un servicio un poco más caro pero nos permitirá garantizar los mejores cuidados para nuestros peludos. 

Nadie se queda atrás

En caso de que no dispongamos de vehículo propio para trasladar a los pequeños de cuatro patas, existen servicios cómodos y prácticos que nos facilitarán esta tarea, como por ejemplo el servicio de transporte de mascotas

Este servicio es relativamente nuevo y surgió de la necesidad de garantizar seguridad y bienestar a la hora de desplazarnos con nuestros animales, sobretodo para los perros más grandes y más difíciles de trasladar. 

Los chófer para mascotas están especializados en desplazamientos tranquilos y calmados, para evitar que se estresen innecesariamente o sufran durante el trayecto. Son puerta a puerta y permiten que les acompañe una persona de manera totalmente gratuita. Otra ventaja con la que cuenta es que nuestra mascota viajará en habitáculo de pasajero y no en el maletero, por lo que irá cómodo y seguro. Además, si el viaje es largo, el chófer hará paradas largas para darles un paseo y ofrecerles comida y bebida. 

Sin duda alguna, este servicio es todo un acierto, ya que ningún servicio de transporte convencional aceptaban perros de determinado tamaño. Ahora todos podrán viajar a dónde sea y con toda la seguridad. Nadie se quedará atrás. 

Autor: Andrés Lorenzo

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.