Coolsculpting: el tratamiento de moda que llega a Sevilla

Cuidar la salud también pasa por prestar atención a la estética, la piel, la figura y el cabello. Por dos claros motivos: además de evitar el envejecimiento, el exceso de peso, las acumulaciones de grasa, etc. se mejora la imagen, lo que tiene consecuencias muy positivas para que la persona se encuentre a gusto consigo misma.

Por eso, cada vez son más los tratamientos que optimizan procesos estéticos y mejoran los resultados. Uno de los más interesantes que se ofrecen en Sevilla en estos momentos es el CoolSculpting, una técnica centrada en modelado corporal no invasivo.

El CoolSculpting se ha convertido en una de las terapias de estética más utilizadas por las usuarias que desean aplicar una fórmula segura y eficaz en cuanto a la reducción de grasas por métodos no invasivos.

Este proceso de eliminación de grasas, que en la ciudad de Sevilla ofrecen de manera exclusiva en el centro de estética Carmen Sarmiento, está pensado para eliminar la grasa localizada sin necesidad de cirugías o agujas. Además, es cómodo para la paciente, que no tiene siquiera que guardar ningún tipo de reposo tras el tratamiento.

¿En qué consiste el CoolSculpting?

Este tipo de tratamiento, autorizado por la FDA (Federación de Medicamentos y Alimentos), está pensado para pacientes jóvenes que desean cuidar su figura y eliminar las acumulaciones grasas en puntos localizados de su fisionomía.

El CoolSculpting está considerado como la alternativa no quirúrgica a las tradicionales liposucciones, con resultados muy positivos y eliminando los riesgos de entrar al quirófano.

Consiste en la cristalización de células grasas, para que posteriormente sean procesadas por el organismo de manera natural y, por tanto, expulsadas del cuerpo. Para ello, se utilizan aplicadores con los que se trabaja en zonas localizadas. Se opta por trabajar los espacios donde hay mayor porcentaje de grasa.

El CoolSculpting es eficiente porque las partículas de grasa son mucho más sensibles al frío y la congelación que otros tejidos, y por tanto la paciente podrá comenzar a ver resultados evidentes en las primeras tres semanas de un tratamiento que debe programarse a lo largo de unos cuantos meses.

Tratamiento autorizado

Como se ha señalado, el CoolSculpting que ofrecen en el centro de estética Carmen Sarmiento de manera exclusiva, está testado y autorizado por organismos sanitarios internacionales. Esto es algo que conviene tener en cuenta a la hora de decidirse por este tipo de tratamientos.

Es vital para la paciente no optar por tratamientos de criolipólisis alternativos y no autorizados, que se ofrecen en clínicas que llevan a cabo este tipo de terapias sin las elevadas garantías de calidad que la FDA otorga al CoolSculpting.

Este método, así como la maquinaria utilizada y los técnicos especializados y formados para su aplicación, es el único que cuenta con la aprobación internacional y, por tanto, el único que asegura resultados seguros, eficaces y sin elevados riesgos para la salud de la paciente que se somete a ellos con el objetivo de mejorar su figura gracias al CoolSculpting.

Autor: Irene Franco