Razones por las que deberías consumir semillas de cannabis

Hoy en día las semillas de marihuana, y por extensión las semillas de cannabis, no sólo se utilizan para el cultivo. Han sido añadidas al extenso menú de semillas que consumimos a diario no sólo por su valor nutritivo sino por sus beneficios medicinales para nuestra salud.

Las semillas han sido parte de nuestra dieta durante miles de años. Los monjes budistas en Japón adoptaron una dieta exclusiva de semillas durante años para ayudarles a meditar. Suena increíble, pero hace más de mil años había gente que sólo comía semillas, y vivía una vida saludable. Las semillas de cannabis también han formado parte de nuestra dieta durante mucho tiempo, aunque sólo en los últimos años se han hecho populares y muchos de sus beneficios han salido a la luz. Mucho de esto se debe a la ciencia, que ha corroborado muchos de los supuestos beneficios y descubierto muchos más.

Aquí una lista:

Te ayudan a bajar de peso

La verdad es que las semillas de cannabis son una muy buena opción para adoptar en nuestra dieta. En particular, si sustituimos ciertas comidas como los cacahuetes (que contienen muchas grasas saturadas) o las proteínas animales (que están repletas de grasas saturadas también) por las semillas de cannabis, estaríamos haciendo un cambio hacia una dieta más sana.
También la leche de cáñamo es mucho más sana y mejor para mantener o perder peso.

Tienen un montón de fibra

La fibra es un nutriente que los doctores siempre nos recomiendan comer más, y más. ¿Por qué? Aunque la fibra no nos aporta ningún tipo de vitamina o mineral, es vital para mantener una buena salud en nuestro estómago, al igual que prevenir condiciones como hemorroides y estreñimiento.

Existen dos tipos de fibra. La primera, la fibra soluble, nos ayuda a digerir bien la comida y a evacuar con mucho más facilidad. Es el tipo de fibra más fácil de adquirir a través de la comida.

El segundo tipo de fibra se digiere muy lentamente, lo que ayuda a aportarnos energía más lentamente. También funciona para prevenir diabetes y otros tipo de enfermedades cardiovasculares.

Son buenas para el corazón

De dos maneras distintas. La primera, y la más obvia, es a través del omega 3 y el omega 6. Las semillas de cannabis no solo contienen grandes cantidades de estos ácidos grasos, sino que contienen las cantidades ideales. Según los estudios, el omega 3 se aprovecha mejor cuando se consume tres veces más en omega 6- y esta es exactamente la cantidad que tienen estas semillas.

También contienen óxido nítrico. Este ayuda a relajar las paredes arteriales y de las venas, haciendo así más fácil que la sangre llegue a todos los rincones de nuestro cuerpo. Esta ayuda extra, diariamente, ayuda a mantener nuestro corazón en muy buena forma y además previene endurecimientos arteriales.

Estos son solo algunos de los beneficios que te pueden ofrecer las semillas de cannabis. Recuerda, la mejor manera de aprovechar los beneficios de estas semillas es consumiéndolas todos los días: No hay mejor método que el ser constante.

Contienen proteína

La mejor cualidad de las semillas de cannabis es, sin duda alguna, la cantidad -y calidad- de las proteínas de éstas. Casi un tercio (25%) de las calorías provenientes de las semillas de cannabis vienen de las proteínas. Esto significa que, por cada 35 gramos de semillas, estamos consumiendo 10 gramos de proteína. Nada mal.

Pero lo más importante es el tipo de proteína. La proteína que encontramos en las semillas de cannabis posee los nueve aminoácidos esenciales, es decir, es una proteína “completa”. Y son pocas las fuentes de proteína del mundo vegetal que puedan ser llamadas “completas”. Las semillas de chía son proteína completa, por ejemplo, pero imposibles de consumir en altas cantidades a menos que te las tomes en cápsula. La quinoa es la única proteína vegetal completa que puede rivalizar con las semillas de cannabis.

Vitaminas y minerales

Las semillas de cannabis están llenas tanto de vitaminas como de minerales. Es más, una ración de 45 gramos de semilla de cannabis aporta casi la mitad del requerimiento diario de magnesio y 15% del requerimiento diario de hierro que necesitamos, dos minerales que son muy importantes para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Aquí una lista de otros minerales que son encontrados en las semillas de cannabis:

  • Zinc
  • Fósforo
  • Fosfato
  • Potasio
  • Calcio

Y cuando se trata de vitaminas tampoco se quedan atrás. Tienen una cantidad importante de vitaminas A y E, aunque también puedes encontrar las siguientes vitaminas:

  • Riboflavina
  • Tiamina
  • Vitamina b6 y vitamina b12
  • Vitamina C
  • Vitamina D

Así que si estás buscando un multivitamínico que sepa bien y te lo puedas comer como si de pipas se tratara, ¡Come semillas de cannabis! Puedes comprar semillas de cannabis en Justbob.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.