Cómo evitar fraudes al contratar la redacción de un trabajo fin de grado o máster

¡Síguenos en Telegram!

Tanto los estudiantes de grados como los de máster se enfrentan cada año a un reto que les obliga a hacer un esfuerzo importante y a invertir una gran cantidad de tiempo. Este reto es el Trabajo de Fin de Grado (TFG) o el Trabajo de Fin de Máster (TFM). Hacer estos trabajos es imprescindible para conseguir el título y no todas las personas disponen del tiempo necesario para realizarlo.

Algunos alumnos compaginan el trabajo y los estudios o tienen una situación personal que les impide dedicar todos sus esfuerzos a esta labor. Este es un problema que actualmente tiene solución, ya que es posible comprar un TFG en empresas especializadas que reciben toda la información relativa al trabajo, lo redactan o ayudan a redactarlo en el tiempo estimado y cobran una tarifa por ello, pero hay que estar alerta y contratar los servicios de una compañía que ofrezca seguridad, de lo contrario se puede ser víctima de una estafa.

 ¿Cómo evitar problemas al comprar un TFG?

Encontrar una empresa que realice o ayude a realizar un TFG o un TFM es sencillo. Tan solo hay que entrar en internet y comprobar que aparecen un gran número de opciones, pero esto supone un riesgo y detrás de muchas de estas alternativas se esconde un fraude.

Algunas entidades cobran la tarifa por sus servicios, pero después entregan los trabajos incompletos o en un plazo de tiempo que ya no sirve al estudiante. Incluso hay casos en los que ni siquiera se llega a realizar el encargo. Al contratar estos servicios a través de internet cuesta mucho ponerse en contacto con la empresa o hacer alguna reclamación por eso la mejor forma de protegerse de una posible estafa es evitándola.

Internet abre un sinfín de posibilidades y al igual que se pueden encontrar portales fraudulentos, también se pueden encontrar sitios como Academia TFG que aportan un servicio que cumple con todas las garantías, pero para encontrarlo hay que fijarse en algunos aspectos.

En primer lugar, hay que contrastar los datos de la empresa. Al explorar su web se puede ver si se trata de un espacio seguro y legal y sobre todo que se pueda contactar con ellos sin problemas. También es imprescindible hacer una búsqueda en la red y valorar las opiniones de los usuarios que anteriormente hayan recurrido a esa empresa. Además, si persisten las dudas se puede contactar con ellos, si no se sintieron satisfechos con el servicio que recibieron no tendrán problemas en decirlo.

Otro aspecto importante es evitar las precipitaciones. Aunque no haya un plazo muy amplio para la entrega, es conveniente tomarse el tiempo que sea necesario para escoger un buen proveedor de este tipo de servicios, como Gabinete de Estudios, que ofrece la garantía de que el trabajo se realizará siguiendo las indicaciones que aporta el estudiante.

Otro de los centros más seguros es Mi TFG. En su web aparecen los detalles de la empresa y la información que se le solicita al estudiante para realizar un trabajo completo. Además, están publicados sus datos de contacto.

Entregar un buen Trabajo de Fin de Grado o de Fin de Máster es posible, tan solo hay que tomar precauciones y escoger lugares que ofrezcan todas las garantías. Perder unos minutos en contrastar la trayectoria de la empresa con la que se contacta resulta rentable.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.