Consejos para el cuidado de semillas autoflorecientes

El cannabis es una de las plantas más antiguas conocidas por el ser humano. Sin embargo, es en los últimos tiempos cuando ha alcanzado su mayor esplendor. Cultivar cannabis para consumo propio, y siempre con la garantía que marca la legalidad, es una de las aficiones más demandadas por el público.

Pero no todos tenemos los conocimientos suficientes, la paciencia o el lugar adecuado para que nuestra planta salga adelante sin ninguna contrariedad. Para el gran público, especialmente los novatos, existen las semillas autoflorecientes. Si quieres saber más sobre ellas, cómo cuidarlas y donde comprar semillas autoflorecientes online, no te pierdas nuestro reportaje.

¿Qué son las semillas autoflorecientes?

Las semillas de cannabis autoflorecientes son conocidas también como semillas automáticas. Se trata de una subespecie del cannabis sativa cuyo origen se remonta a las gélidas tierras de Rusia y Siberia. Gracias a su supervivencia en un clima hostil, han logrado convertirse en la opción perfecta para todos aquellos que desean cultivar sus propias plantas sin necesitar experiencia.

Su característica principal es que se trata de unas semillas cuya floración se inicia de forma inmediata, es decir, nos ahorramos todo el periodo de la germinación. Momento en el que nuestra planta es más vulnerable.

Gracias a su robustez y férrea genética, no necesita de tantos cuidados, especialmente aquellos relacionados con la luz, por lo que resulta perfecta para su cultivo en interiores.

Consejos para el cultivo y cuidado de semillas autoflorecientes

Uno de los primeros consejos que podemos darte, y que resulta fundamental, es que adquieras tus semillas autoflorecientes en un establecimiento especializado. Al ser expertos te podrán ofrecer aquellas semillas que mejor se adapten a tus gustos y necesidades.

Pero ¿cómo las cuido?

  • Interior o exterior. Gracias a su resistencia aguanta bien los cambios climáticos y la invasión de plagas del exterior. Por la misma razón, también el interior le viene estupendamente, además su cultivo es más discreto.
  • La tierra en la que vamos a depositarla debe tener unas características especiales. El valor del pH es el que determina la capacidad de absorber todos los nutrientes que la tierra contiene. Un equilibrio entre la acidez y la alcalinidad es lo perfecto. Un suelo con un valor entre 6 y 6,5 de pH es el ideal.
  • La luz es otro de los elementos necesarios para una óptima floración. En este caso, y dado que no necesita un aporte lumínico continuo, podemos aprovechar la luz solar de forma natural, con sus espacios de oscuridad, si está en exterior. En el caso del interior, podemos ayudar con algún tipo de lámpara durante algunas horas.
  • Dependiendo del tipo de semilla autofloreciente que hayamos elegido, la tendremos lista entre 60 y 90 días. A lo largo de ese periodo iremos controlando el agua de riego, así como otros nutrientes en forma de abonos.

Top 5 de semillas autoflorecientes

Son infinitas las variedades y opciones que existen en el mercado entre las que poder elegir. A modo de guía te dejamos el top de las 5 con una producción eficiente.

1. Runtz XL. De 6ª generación, destaca por su delicioso aroma, potente efecto y alta producción.

2. Red Gorilla Red Girl XL. Versión autofloreciente de la "Super strong" Gorilla Girl, de talla alta y flor roja.

3. Bruce Banner. Autofloreciente de 7ª generación y la más famosa de la costa oeste de Estados Unidos.

4. Red Strawberry Banana. Resultado del cruce del clon de Strawberry y Banana y una cepa de flor roja.

5. Sweet Pure. De 6ª generación y primera variedad autofloreciente de marihuana "CBD pura".

Resistentes, sencillas de cultivar y conservando todos los beneficios de un producto natural y eficaz para nuestro bienestar. Abre la puerta a una nueva forma de disfrutar del cannabis con todas las garantías.

Autor: Irene Franco