Publicar con editorial: una palmadita para el ego

THE PLAY MD

Escribimos para compartir, para reivindicar el derecho a la creación, para transmitir todo aquello que fluye de nuestro interior pero ¿Qué paso dar tras la finalización del manuscrito? ¿Buscamos entre las editoriales españolas o nos lanzamos a la aventura de la autopublicación?

En la actualidad, las posibilidades de publicar una obra literaria son muchas y muy variadas, lo que provoca una infinidad de interrogantes. Quizás algunas de estas ideas te puedan servir.

La literatura: ¿pasatiempo u oficio?

La literatura es un universo fascinante que se mueve entre el placer artístico, emotivo y desinteresado, y el oficio cabal con vistas a obtener un beneficio material. Si bien el mundo de las letras se entiende como un arte, más cercano al hobby, cada día son más los autores noveles que buscan convertirlo en su profesión. Labor que no suele ser especialmente fácil.

Sin embargo, esta debería ser una de las primeras preguntas a plantearse. ¿Quiero dedicarme a esto definitivamente o, por el contrario, se trata de un pasatiempo sin necesidad de más repercusión social?

Del manuscrito inédito a las manos del lector

Independientemente de la calidad del manuscrito, que ya se encargarán los expertos de valorar si no se es lo suficientemente autocrítico, la idea de todo escritor es ver su libro publicado, incluso aunque tenga la certeza que conseguir beneficios va a resultar complicado.

Pero ¿cómo publicar un libro? Lo primero es decidir si la obra aparecerá en papel, como un libro tradicional, o en formato digital. En la actualidad son muchos los autores que prefieren minimizar gastos o llegar a más lectores a través de este método. No podemos olvidar el gran auge que están teniendo los libros electrónicos.

El libro tradicional

Una vez disipada esta duda, iremos al encuentro de las mejores editoriales. Si nuestra opción ha sido el modo tradicional, debemos saber que existen dos grandes grupos editoriales como son el Planeta y Penguin Random House. Alrededor de ellas, giran un buen número de editoriales independientes que, también, aceptan manuscritos e impulsan a escritores noveles.

El libro digital

Si hemos optado por el libro digital también debemos buscar aquellas editoriales que se centran en la publicación de libros exclusivos para ser descargados en un dispositivo electrónico. Este método tiene sus ventajas: el coste es más económico y, por tanto, también es más barato para el lector, por lo tanto, se llega a mayor número de personas.

¿Qué es la autopublicación?

Son muchos los autores que ante las negativas recibidas por las distintas editoriales deciden autopublicar sus libros. Esto no significa que la obra no sea válida o carezca de calidad, puede ser que se haya enviado a una editorial cuya línea de edición no sea la correcta o que no apuesten por nuevas voces literarias. Sin embargo, para el autor resulta un mazazo, como si su ego hubiera quedado dañado.

Sin embargo, siempre quedará la autopublicación. Son numerosas las editoriales que ofrecen este servicio a los artistas que quieran lanzar sus obras al mercado, con la ventaja de que el autor controla todos los derechos de su obra, el número de ejemplares a editar y la forma de distribución. No en vano, cada vez son más los escritores que optan por esta alternativa, consiguiendo encontrar un hueco dentro del mundo de la literatura y, por supuesto, viviendo de sus creaciones.

Un verdadero escritor no debe valorarse por el sello editorial que lo acompaña solo por la calidad de sus escritos, no olvidemos que grandes literatos, y de gran éxito, como Stephen King, J. K. Rowling o Marcel Proust, fueron rechazados infinidad de veces por las editoriales. También las grandes empresas se equivocan.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes