Cómo limpiar el acero inoxidable: grifos y cocina como nueva

Muchas personas se preguntan cómo limpiar el acero inoxidable, tanto a nivel profesional como doméstico, ya que este material se ha popularizado en las viviendas con electrodomésticos que están revestidos con él.

Es un compuesto muy duro, pero lo cierto es que con el tiempo tiende a ponerse oscuro si no lo limpiamos de forma correcta, y además las huellas se quedan impresas en él hasta dejarlo sin brillo.

Qué productos y qué formatos podemos comprar

A la hora de comprar un limpiador de acero inoxidable podemos entrar en CLIM Profesional, una tienda en línea en donde nos ofrecen varios limpiadores con formatos destinados tanto al uso doméstico como profesional.

De esta manera, podemos comprar dos limpiadores de acero inoxidable específicos, uno en envase de un litro con pulverizador y otro destinado a los profesionales, ya que viene en garrafas de cinco litros.

Además, también nos sirven los limpiadores de metales como el de Tarni-Shield, otros en crema ultra en formato de medio litro o incluso un limpiador también de Tarni-Shield específico para la plata y el acero inoxidable.

¿Qué aplicaciones tienen estos productos?

Los productos para limpiar acero inoxidable están destinados a cualquier elemento que se haya fabricado con él, y en las viviendas lo solemos tener en los grifos y en algunos electrodomésticos.

Dentro del ámbito profesional es donde se utiliza más, ya que en las cocinas de los restaurantes encontramos mesas y encimeras de este material, ollas, armarios, e incluso los dispensadores de jabón o las papeleras, por lo que aquí conviene comprar un envase de tamaño industrial.

En casa nos vale un bote de un cuarto de litro, puesto que con esa cantidad el bote nos va a durar varios meses al tener que usar muy poco líquido cada vez.

¿Hay que tomar precauciones al limpiar con estos productos?

Ya sabemos dónde comprar limpiador de acero inoxidable, por lo que si tenemos alguna duda siempre le podemos preguntar a la tienda, pero lo cierto es que en las etiquetas del producto suelen venir las precauciones que hay que tomar.

Algunos de ellos tienen un olor fuerte, en especial los que se emplean en el ámbito profesional, por lo que siempre es una buena idea aplicarlos en un entorno ventilado, con las ventanas abiertas para que el olor no se concentre.

También pueden ser irritantes, por lo que una precaución básica es ponernos guantes, evitando que nos caiga en las manos (esto siempre hay que hacerlo con los productos de limpieza) y algunas marcas advierten de que se trata de líquidos inflamables.

De este modo, si limpiamos zonas en las que puede hacer calor como la cocina de gas o los alrededores, siempre hay que esperar a que esté fría y con todos sus fuegos apagados.

Limpiar el acero inoxidable es muy fácil gracias a los productos que venden en CLIM Profesional, los cuales solo hay que aplicar en un trapo limpio y pasarlos por el acero, siguiendo las instrucciones de cada fabricante sobre el aclarado y el secado.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Los más leídos