Resuelve tus dudas sobre los amarres de amor de Paloma Lafuente

Muchas personas -seguramente tú seas una de ellas- han oído hablar de los poderosos efectos de los amarres de amor y quieren profundizar un poco más en este tipo de hechizos para saber cómo funcionan. Para resolver todas tus dudas, contamos con la experiencia de Paloma Lafuente, una vidente española que está especializada en amarres de amor y que es considerada como una de las tarotistas más prestigiosas a nivel internacional.

¿Cómo se hacen los amarres de amor?

Empecemos por definir qué son los amarres de amor. Se trata de hechizos de magia blanca muy poderosos que sirven para resolver todo tipo de problemas sentimentales, tanto desde un punto de vista positivo como negativo. Además, estamos hablando de conjuros que ofrecen resultados consolidados, es decir, que sus efectos se mantienen en el tiempo e incluso pueden durar para siempre.

Como hemos dicho, están pensados para resolver cuestiones amorosas de todo tipo pero no pueden hacerse de cualquier manera.

Los amarres de amor implican muchos factores, que iremos viendo a lo largo de este artículo, pero tenemos que empezar por uno que es fundamental, tal y como explica Paloma Lafuente.

En su propia definición ya vemos que los amarres de amor son rituales de magia blanca. Esto significa que sus efectos pueden ser muy poderosos en el sentido positivo pero que, en ningún caso, pueden provocar efectos negativos, ni a quien los hace ni a la persona que es el objetivo de ese hechizo.

Paloma Lafuente hace hincapié en esto porque es habitual que los falsos videntes o los profesionales esotéricos sin experiencia recurran a la magia negra para hacer amarres de amor. Esto es imposible. Los amarres de amor se hacen con magia blanca siempre. Lo demás son, básicamente, otro tipo de conjuros que nada tienen que ver.

Es más, Paloma Lafuente advierte que ningún profesional del esoterismo se prestaría nunca a aplicar la magia negra en ningún caso, ya que sus efectos pueden ser peligrosos y ser muy dañinos para terceras personas. Por eso, no se utilizan, salvo que no se tenga ni idea o se actúe con mala fe.

Por tanto, para hacer amarres de amor, debemos tener claro que siempre se hacen con magia blanca, aunque ahora veremos que hay que tener en cuenta otras cuestiones a la hora de llevarlos a cabo.

El origen de los amarres de amor

En los últimos tiempos, muchas personas han oído hablar de los amarres de amor por primera vez. Ha sido como consecuencia de la proliferación de internet y las redes sociales. Sin embargo, es importante saber que estos hechizos no son nuevos y no han surgido recientemente.

Paloma Lafuente explica que los amarres de amor son rituales ancestrales que se practican, prácticamente, desde los inicios del esoterismo.

Existen diferentes teorías sobre el origen de los amarres de amor pero se dice que los primeros conjuros de estas características se remontan al año 2.900 antes de Cristo.

Muchos estudiosos los sitúan en África pero también otros datan su origen en el Amazonas.

Son teorías muy dispares, aunque lo único que tienen en común es que se trata de culturas y civilizaciones muy remotas.

Por tanto, es difícil establecer su origen concreto pero sí sabemos que son rituales que se practican desde hace miles de años, que se han extendido por todo el mundo y que han perdurado a lo largo de los siglos gracias a videntes como Paloma Lafuente, que cuenta con las habilidades innatas necesarias para hacerlos y que, además, ha podido perfeccionar la técnica y conocer a fondo todos los secretos de este tipo de conjuros gracias a su amplia experiencia de varias décadas en el mundo del esoterismo.

Los amarres de amor se han ido transmitiendo de generación en generación, lo que significa que sólo los elegidos pueden practicarlos con garantías. El problema es que un buen número de personas en todo el mundo no había tenido conocimiento de estos conjuros hasta ahora, gracias a internet, y por eso se han puesto tan de moda.

Sin embargo, como explica Paloma Lafuente, aunque parezca que son una moda, no es así. Su origen es mucho más lejano de lo que pensamos. Lo bueno es que ahora son más conocidos que nunca y que en todas las consultas esotéricas, como la de Paloma Lafuente, la demanda de este tipo de rituales se ha incrementado mucho en los últimos años.

Cuándo se hacen los amarres de amor

El desconocimiento acerca de los amarres de amor ha hecho que muchas personas, que todavía no conocen bien cómo funcionan estos hechizos, lleguen a las consultas de esoterismo demandando estos conjuros.

Paloma Lafuente ha notado que son cada vez más los clientes que llegan confundidos a su consulta en este sentido. Por eso, quiere aclarar cuándo se hacen los amarres de amor.

¿Podemos elegir cuándo o qué amarre de amor practicar? La respuesta es no. Cada amarre de amor es totalmente personalizado, es decir, ningún amarre de amor es igual a otro. Y esto no depende de nosotros ni de nuestra elección.

Es más, a veces, simplemente no es necesario un amarre de amor porque lo adecuado es aplicar otro tipo de hechizo.

Esto no lo puede saber cualquiera, de ahí la importancia de contar con la ayuda del profesional adecuado, como ya explicaremos después.

Además, cuando se realiza el amarre de amor, hay que elegir el momento más adecuado para llevarlo a cabo. No podemos empezar cuando queramos sino cuando las energías estén de nuestra parte. Esto, en función del tipo de conjuro que vayamos a hacer, puede hacerse en días de luna llena o cuando se den otro tipo de circunstancias que los astros nos indicarán adecuadamente.

Y, por supuesto, también hay que elegir el lugar perfecto para realizar nuestro amarre de amor, ya que tenemos que procurar que sea un sitio íntimo, en el que nadie nos interrumpa ni perturbe, al que nadie más que nosotros pueda acceder… En definitiva, un lugar en el que nadie pueda modificar el hechizo ni intervenir en sus resultados. Hasta que no encontremos ese lugar, no podremos llevar a cabo nuestro ritual.

paloma lafuente

¿Cualquiera puede hacer un amarre de amor?

Esta cuestión es básica a la hora de realizar amarres de amor, y Paloma Lafuente pone mucho énfasis en esto porque de ello depende el éxito o el fracaso de nuestro hechizo.

Como ya hemos ido viendo, solamente un profesional con experiencia puede guiarnos de la manera más adecuada a la hora de realizar este tipo de conjuros.

Hay muchos falsos esotéricos o profesionales sin experiencia o sin las habilidades adecuadas que pretenden hacer amarres de amor. Esto sólo puede tener un resultado: que el hechizo no funcione.

El poder de los amarres de amor reside también en las cualidades del profesional del esoterismo que nos ayuda a realizarlo. En este caso, Paloma Lafuente cuenta con décadas de experiencia en el esoterismo y, a sus habilidades innatas, suma también un conocimiento profundo de estos hechizos y un perfeccionamiento de las técnicas que ha ido logrando con el paso de los años y con la práctica.

Es un error pensar que cualquier persona puede ayudarnos a hacer un amarre de amor, y mucho menos será efectivo tratar de hacer amarres de amor caseros sin la supervisión correspondiente.

Ni los hechizos estándar funcionan, ni los que todo el mundo copia de internet y, mucho menos, los que otras personas o nosotros mismos nos inventamos.

Cada hechizo es totalmente personalizado, con unos ingredientes concretos, unos pasos minuciosos y unas energías que no podemos elegir ni controlar por nuestra cuenta.

En este sentido, Paloma Lafuente recomienda elegir siempre al profesional adecuado, y no siempre es fácil conseguirlo. Por eso, debemos informarnos sobre esa persona en su página web oficial, en foros especializados o en redes sociales, recabar opiniones y testimonios reales de personas que hayan recurrido a sus servicios y prestar atención a cómo trabaja para saber si ese profesional es de fiar.

Paloma Lafuente lleva décadas practicando amarres de amor y sus clientes avalan su trayectoria, por eso es una de las videntes más reconocidas a nivel mundial en este campo, y por eso a su consulta llegan a diario peticiones de todos los rincones, especialmente de Latinoamérica y Estados Unidos.

El tarot y los amarres de amor

Aunque todavía no lo habíamos mencionado, ya habíamos hablado del tarot sin nombrarlo. Paloma Lafuente nos recuerda que es una parte imprescindible para que un amarre de amor funcione. Y vamos a ver por qué.

Hemos comentado ya que no podemos elegir qué amarre de amor aplicar. Y aquí desvelamos cómo saber esto: nos lo dirán las cartas.

Una sesión de cartomancia puede aportarnos una información muy valiosa que nos ayudará a elegir el hechizo más adecuado para nuestro caso.

La lectura de las cartas del tarot nos permite saber en qué punto exacto se encuentra una relación sentimental y qué es lo que depara el destino a esas personas. Con esta información, también sabremos qué ritual hay que realizar en cada caso, qué ingredientes son necesarios o cómo llevar a cabo nuestro hechizo.

Por este motivo, Paloma Lafuente siempre programa una sesión de cartomancia previa a la realización del amarre de amor, un paso que muchos falsos videntes o profesionales sin experiencia se saltan, lo que da lugar, como es obvio, al fracaso del hechizo.

Si no se elige el ritual adecuado, éste está destinado al fracaso. Por eso, es muy importante consultar al tarot antes de dar cualquier paso.

De hecho, el tarot no solamente está ligado al inicio del hechizo sino que, además, es recomendable que también esté presente al final del mismo.

Como explica Paloma Lafuente, los amarres de amor son rituales que ofrecen resultados consolidados. Por tanto, sus efectos se notarán progresivamente y a largo plazo. No se pueden esperar resultados inmediatos y habrá que tener paciencia para notar los efectos. Pero siempre es aconsejable realizar un seguimiento del hechizo una vez que se ha terminado el ritual, comprobar que todo ha salido como esperábamos y que los resultados se han consolidado. Y para eso también es necesaria una lectura del tarot.

¿Provocan algún síntoma los amarres de amor?

Como hemos venido diciendo, los amarres de amor son rituales que sirven para solucionar todo tipo de cuestiones sentimentales. Esto implica tanto el lado positivo como el lado negativo del amor.

Para entenderlo mejor, veamos algunas aplicaciones de los amarres de amor:

● Encontrar al amor verdadero.
● Reencontrarse con un amor del pasado.
● Superar una ruptura sentimental.
● Hacer que una amistad se convierta en amor.
● Olvidar a un amor del pasado.
● Alejar a terceras personas que hacen daño a nuestra relación de pareja.
● Romper con una pareja.

Son ejemplos de las muchas utilidades que tienen los amarres de amor. Pero, como vemos, implican siempre a una pareja e incluso a un tercero.

Esto nos hace dudar de si, cuando hacemos un amarre de amor, la otra persona puede notar algún síntoma que le indique que se encuentra bajo los efectos de un hechizo.

Paloma Lafuente explica que no hay que preocuparse por esto porque nadie notará ningún síntoma. El enamoramiento o el desenamoramiento será progresivo, se producirá de una manera natural, y nadie podrá sospechar que es consecuencia de un hechizo, a no ser que te pille con las manos en la masa mientras realizas el ritual.

Los amarres de amor son totalmente discretos. Los beneficios de sus efectos son para todas las partes y no hacen daño a nadie ni generan síntomas incómodos ni de ninguna clase.

Y, salvo que tú quieras confesar después que has realizado un amarre de amor para conquistar a esa persona, vuestra relación será como la de cualquier pareja y no habrá nada que le pueda hacer sospechar.

Por tanto, depende de tu discreción, de que elijas un lugar íntimo para hacer tu ritual y de que sepas guardar un secreto, pero nunca de que puedan existir síntomas extraños que hagan que la otra persona pueda darse cuenta de ello.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.

Los más leídos