Aprende a comprar el mejor Aceite de Oliva Virgen Extra

Como ocurre con todos los productos gastronómicos de máxima calidad, Comprar aceite de oliva virgen extra requiere de cierta precaución y conocimiento por parte del consumidor.

Y es que no son tan raros los casos en los que el cliente puede confundirse, lo que se traduce en que finalmente este adquiera un buen aceite, pero que realmente no sea aceite de oliva virgen extra.

¿En qué se diferencia el aceite de oliva virgen extra (AOVE) de otros aceites de oliva?

Sin entrar en detalles técnicos, estas son las diferencias:

  • Las aceitunas empleadas: únicamente se usan aceitunas de variedades selectas, escogidas a mano en función de su tamaño y su perfección. Las aceitunas que presentan el más mínimo defecto se destinan a la elaboración de otros aceites de calidad inferior.
  • Recolección y transporte: las aceitunas son manipuladas con sumo cuidado, al objeto de que no sufran daños antes del proceso de extracción del aceite.
  • El método de extracción: el aceite se extrae en frío, sin adición de productos químicos ni aditivos.

Cualquier aceite elaborado con olivas de menor calidad, un proceso de recolección más descuidado o un método de extracción que incluya procedimientos térmicos o químicos, ya no será, en absoluto, un AOVE.

aceite de oliva virgen extra

El maridaje: una cuestión de peso

Previamente a lanzarnos a comprar un aceite de oliva virgen extra, hemos de valorar si la variedad elegida es la adecuada para el uso culinario que le vamos a dar.

Por ejemplo, la marca Verde Esmeralda dispone de múltiples variedades de aceite de oliva virgen extra, cada cual con sus características diferenciales de sabor, aroma y textura:

  • Imagine Picual
  • Green Emerald
  • Imagine Royal
  • Red Diamond
  • Imagine Organic
  • Blue Sapphire

Antes de comprar, consulta las características organolépticas de cada variedad y decide cuál es la más adecuada para tu caso particular.

Pasos a seguir para comprar el mejor AOVE

Sigue estos pasos y evitarás que te den gato por liebre:

1. Busca una marca de prestigio

Los cosecheros reservan sus mejores olivas para las marcas de referencia. Las aceitunas de menor calidad o que presentan algún defecto se destinan a los fabricantes generalistas de marca blanca.

2. Asegúrate de que realmente estás comprando Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)

Si la denominación es “aceite de oliva virgen” o “aceite de oliva” a secas, estarás adquiriendo un aceite de oliva más procesado o fabricado con aceitunas de inferior calidad.

3. Examina a fondo el etiquetado

En la etiqueta ha de figurar la información exacta acerca de la procedencia de las olivas. Si no aparece la procedencia, desconfía.

Además, consulta la fecha de consumo preferente y la fecha de envasado. Ten en cuenta que con el Aceite de Oliva Virgen Extra sucede lo contrario que con los vinos: con el tiempo, el aceite va perdiendo parte de sus propiedades organolépticas.

4. No admitas envases plásticos o de vidrio incoloro

Los mejores envases son de vidrio muy oscurecido o de aluminio: así se protege al aceite de la exposición a la luz, algo que acelera su proceso natural de degradación.

Todos estos consejos se pueden resumir en uno: adquiere cualquiera de las variedades de Aceite de oliva virgen extra Verde Esmeralda. De esta manera, tendrás la seguridad de disfrutar de toda la calidad y las propiedades de esta joya gastronómica, sin alteraciones y al mejor precio.

Andrea Siri
Autor: Andrea Siri
Nacida en Barcelona en mayo de 1988. Periodista. Tengo ADN MEDITERRÁNEO DIGITAL. Políticamente incorrecta.